apto para 18+

Observador Sexual: ¿Tu Universidad es Plural?

Antón Castellanos Usigli
Son cada vez más las universidades en el continente que abren sus puertas a la pluralidad en las aulas, no sólo para los estudiantes sino también para los profesores y catedráticos. Antón Castellanos Usigli nos cuenta su experiencia.

Del 12 al 16 de noviembre de 2012 se desarrolló “Pluralidad Ibero”, el primer proyecto estudiantil que pretendió darle visibilidad a la diversidad sexual en la Universidad Iberoamericana Ciudad de México. 

Semestres atrás, escuché que algunos estudiantes mencionaban la idea de tener una Semana de Diversidad Sexual en la Ibero, pero a pesar de las buenas intenciones, la acción nunca se llevaba a cabo. Fue hasta este semestre que la pudimos materializar.

Hombres con 'tacones'
El 5 de septiembre del año pasado, yo coordiné un Foro en la Ibero para festejar el Día Mundial de la Salud Sexual en México. Al finalizar el Foro, se me acercó Alonso Murillo, Vicepresidente de la Sociedad de Alumnos de Diseño Textil, y quien, cabe mencionar, es el primer hombre que se atreve a llevar tacones puestos a la universidad.

Al acercarse conmigo, Alonso fue directo: “La Primera Semana de Pluralidad Sexual de la Ibero está en camino, ¿te gustaría entrarle?” Su determinación me agradó, y le dije que con gusto me encargaría de organizar el programa científico de la Semana (Alonso ya estaba organizando los eventos culturales).

Los días pasaron y el inicio de Pluralidad Ibero fue inminente. Luis Perelman Javnozon, uno de los Fundadores de la Asociación Internacional de Familias por la Diversidad Sexual, fue nuestro padrino en la inauguración de la Semana, que al final se compuso por una exposición fotográfica y ocho Foros (sobre transgenerismo, mujeres lésbicas, familias diversas, bisexualidades, juventud LGBT, religión y homosexualidad, entre otros temas).

A perder los miedos
Durante la inauguración, Luis Perelman recordó que cuando estaba en proceso de aplicar para estudiar Contabilidad en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), tenía un miedo enorme de que en el examen psicométrico se notara que era homosexual.

Hoy en día, la situación en el ITAM es muy diferente, ya que desde el 2008, un grupo de estudiantes se ha encargado de organizar cinco semanas anuales de diversidad sexual. Victoria Meza, una de estas estudiantes, participó en el Foro de Juventud LGBT de la Ibero e invitó al público que la escuchó a romper la apatía para cambiar las actitudes negativas hacia la diversidad que existen en los contextos universitarios.

La apatía hacia temas de diversidad sexual que todavía se observa en varias instituciones de educación superior poco a poco se ve confrontada con el surgimiento de organizaciones estudiantiles LGBT que han organizado diferentes jornadas de aprendizaje.

En la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) hay un grupo llamado “Colectivo UDiversidad” que se ha encargado de desarrollar jornadas culturales sobre el tema. En la Universidad de las Américas de Puebla también hay un grupo estudiantil de diversidad, y el caso del ITAM ha sido ejemplar.

La religión ya no debe ser excusa
Empero, Pluralidad Ibero es un proyecto pionero en el sentido de que surgió en una universidad privada de inspiración religiosa (la Ibero es una universidad jesuita). Ninguna otra universidad católica en México ha permitido que se hable sobre homosexualidad, bisexualidad y transgenerismo desde un marco científico y de derechos sexuales que abogue por el combate de la homofobia.

¿Será posible que otras universidades mexicanas de inspiración religiosa como la Anáhuac, La Salle y la Panamericana le abran espacios a la diversidad? El que sean religiosas no significa que no tengan estudiantes y profesores LGBT. Sí l@s tienen, ¡y son much@s!

Espero que si en estas universidades surgieran grupos de estudiantes que promuevan espacios para la diversidad sexual, se les respete. La religión no puede ser una excusa para callar ó invisibilizar una realidad humana, y la hipocresía menos. Lo que ya no necesitamos en México son docentes que enseñen sobre justicia social, derechos humanos, ética, valores, y que no les interese llevar a sus alumnos a un auditorio para que aprendan sobre pluralidad sexual.

Todos los profesores, enseñen lo que enseñen, deben asumir una responsabilidad social hacia la diversidad, y los alumnos universitarios, sean de la carrera que sean, también deben de hacerlo.

Te invito a apoyar iniciativas como la de Pluralidad Ibero, y a preguntarte si en tu universidad hay iniciativas similares. Si no las hay, ¿por qué no iniciarlas? ¿por qué no visibilizarte?

¿Quieres saber más de Antón? Visita su blog  www.sexualobserver.com o búscalo en Twitter:https://twitter.com/sexualobserver