Como hablar con tu pareja

Cómo hablar con tu pareja

Cada relación tiene sus altibajos, en especial cuando pasan mucho tiempo juntos. Ciertas cosas te harán enojar o te molestarán, y a veces, pueden desencadenar discusiones. Eso es algo normal en las relaciones.

Pero, incluso cuando estés en una discusión, siempre trata de mantener la comunicación y ser respetuosos. Y el abuso o la violencia nunca, pero nunca, son aceptables.

¿Te llama con apodos? ¿Trata de hacerte sentir mal contigo mismo o misma? ¿Te dice que eres inútil? ¿Hay jaloneos, empujones, golpes o gritos? Parece que estás en una relación abusiva. Puedes revisar si ese el caso aquí.

La buena comunicación puede prevenir discutir o pelear, tratando los problemas en el momento que se dan.

En una discusión o conversación difícil, trata de leer el lenguaje corporal de tu pareja:

- Si no te está mirando o se voltea, es posible que no te esté escuchado adecuadamente.

- Si levanta la voz, sus emociones se están calentando. Tal vez sienta que no lo/a escuchas, y tal vez sea mejor dejar la discusión para otro momento.

- Si tiene los brazos cruzados, tal vez esté a la defensiva. Así que asegúrale que quieres que lleguen a una solución conjunta.

Nadie es un perfecto comunicador. Pero utilizando estos tips, podemos mejorar. Descubre cuáles funcionan mejor para ti y tu pareja y para situaciones específicas.

Aquí hay algunos ejemplos:

Cuando tu pareja dice o hace algo que no te gusta

Tal vez tu pareja no se da cuenta de que dijo o hizo algo que no te gustó. Así que no comiences con acusaciones, gritando o maldiciendo. ¡En especial si hay más gente alrededor! Esto podría avergonzar y enojar a tu pareja.

Si de inmediato gritas cosas como esta, lo estás haciendo mal:

‘¡Desgraciado! No puedo creer que hicieras eso'

‘¡Cómo te atreves a portarte así!’

En vez de eso, unos minutos después del incidente, cuando estén solos, respira profundamente, y di algo como:

‘No sé si te diste cuenta pero no me gustó nada... (y entonces dices lo que hizo o dijo) porque...’

‘Sólo quiero que sepas que no estoy contento con lo que acaba de pasar porque...’

Tal vez te pregunte cuál es el problema, así que es bueno ser tan específico como sea posible y decir cómo te hizo sentir.

‘Cuando me denigraste frente a tus amigos, realmente me molestó’.

‘Cuando no me llamaste esta semana, me sentí triste, porque te echaba de menos’.

Busquen una solución juntos. No le digas cómo comportarse, mejor intenten hablar sobré qué pueden hacer juntos para evitar que suceda en el futuro. Por ejemplo, hablen sobre cuáles palabras/nombres les resultan ofensivos, o de cuán seguido, razonablemente, esperan verse.

Cómo hablar con tu pareja si sientes celos

Los celos pueden ser algo difícil de superar. Y es aún peor si en el pasado alguna pareja te fue infiel o te dejó por alguien más.

Para evitar que los celos arruinen tu relación, es importante hablar abiertamente antes de que algo suceda. Hablen sobre cómo te sientes de que tu pareja hable con alguien más del sexo opuesto, pero recuerda que tampoco tendría que ser un problema para ninguno tener amigos de cualquier sexo.

Si sientes que tu pareja está hablando muy cerca con otra persona, NO inmediatamente le acuses de coquetear o querer acostarse con alguien más. Evita decir cosas como:

‘¡No puedo creer que estuvieras coqueteando con esa chica en mi cara!’.

‘¡De seguro te querías acostar con él, no podías dejar de hablar con él!’

Mejor, ambos acuerden hasta dónde está bien, y cuáles acciones incomodan a la otra persona – como tocar o darle la mano a ciertos amigos o amigas. Si de verdad sentiste que tu pareja estaba coqueteando con alguien, explícale la situación y cómo te sentiste.

‘Cuando hablabas con ese chico, me sentí ignorado y me enojé’.

Tu pareja podría sentir que para nada coqueteaba. Prepárate para aceptarlo. Después de calmarte sugiere darle una solución entre los dos. Por ejemplo, si alguno habla con otra persona que no conoce, podrían acordar siempre presentar al otro como su novio o novia, para que la otra persona sepa que son pareja. Descubran qué funciona para ambos.

Cuando tu pareja hizo algo que te molesta

Todos algunas veces molestamos a nuestra pareja sin darnos cuenta. Así que está bien que le digas a tu pareja cuando estés molesto. Esto no significa que ya no lo ames, simplemente estás tratando de crear una relación donde ninguno lastime al otro. Menciona qué dijo o hizo que te molestó y pregúntale por qué lo hizo. Por ejemplo:

‘¿Por qué me gritaste así?’.

‘¿Por qué me empujaste hacia un lado?’.

Después de que tu pareja escuche lo que dijiste, podría estar o no de acuerdo. NO discutan si lo que dijo o hizo fue intencional o no, pues podría dar lugar a una pelea. Mejor explícale con calma, cómo te hizo sentir esa acción (triste, enojada, herido, etc.) y que preferirías que no sucediera otra vez.

‘Odio cuando me gritas, me hace sentir triste todo el día’.

‘No me empujes, es una falta de respeto y me lastimas’.

Después de explicar el problema, busquen juntos una posible solución. Di qué te gustaría que pasara y no te centres en lo que no quieres. Si alguno de ustedes se enoja, tal vez sea mejor retomar la charla más tarde.

La violencia física siempre es inaceptable, y si es que se llega a ese punto, hablar no será suficiente para solucionar sus problemas.

Recuerda que lo mismo pasa cuando tú haces algo que le molesta a tu pareja. No siempre es fácil admitir que te equivocaste. Todos podemos perder la paciencia o cometer errores sin darnos cuenta. Pero lo que importa es lo que haces después para solucionarlo. Piensa en cómo tus acciones pudieron afectar a tu pareja, escucha lo que tenga que decir y presta atención a sus sentimientos. Después hablen sobre cómo podrían mejorar las cosas en el futuro.

Cómo hablar sobre asuntos decisivos en la vida

Empezar a hablar sobre asuntos como el matrimonio o iniciar una familia puede ser difícil. El momento es importante. Y mientras menos emocional te pongas, mejor – si estás molesto o molesta, sólo te será más difícil comunicarte adecuadamente.

Empieza la conversación cuando parezca que ambos pueden estar concentrados – como cuando acaban de pasar un buen rato. Comienza con algo positivo. Por ejemplo:

‘Solo quiero que sepas que aprecio lo bueno que eres escuchando’.

‘Me encanta que puedo ser yo mismo contigo y que la pasamos tan bien juntos’.

Con suerte esto le ayudará a tu pareja a relajarse mientras delicadamente introduces el tema. Asegúrate de preguntarle qué piensa, así sabrá que no es una decisión tomada y que su opinión cuenta. Por ejemplo:

‘Eres una persona súper amable y cariñosa, y estamos tan bien juntos. ¿Alguna vez has pensado en la posibilidad de casarnos?’

‘Soy muy feliz contigo. Últimamente he pensado que tal vez sea hora de iniciar una familia. ¿Tú qué piensas?’

Tal vez nunca se lo ha planteado o no esté listo o lista para hablarlo. Así que no te lo tomes personal si reacciona rápido y con poco interés. Trata de no enfadarte. Parte de ser una pareja amorosa es darle espacio a tu pareja para que lo piense. Así que dile que querías mencionarlo y que esperas que lo considere y te diga cuando se sienta listo para hablarlo.

Comments
Bueno esto me cierbe para darme cuenta que yo estado equivocada en todo pero se q después de leer eso todo va a cambar eso espero por yo no e echo nada de lo q dice acá pero a hora lo voy a ser y espero q funcione y todo salga vien gracias por todo
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>