relaciones
Hablemos de Sexo y Amor

Salir con alguien

Si estás enamorado/a de alguien, el siguiente paso lógico podría ser averiguar si esta persona te corresponde.

Muchas veces puedes presentir si a ese alguien le interesas. Si no tienes la certeza, ¡ten valor! Intenta crear una situación donde puedas hablar con esa persona. Si tienen amigos mutuos, pide que te presenten. Podrías también enviarle un mensaje de texto o hablar por chat - si no te contesta, no insistas. Si notas que realmente no responde o que está tratando de evitarte, lo más probable es que el sentimiento no sea recíproco.

Debes tener en cuenta, sin embargo, que el rompecabezas del amor es muy complicado: algunas personas pretenden indiferencia aunque se sientan atraídas hacia ti, simplemente porque no saben cómo manejar sus sentimientos. O podría ser que crean que no deberían responder a tus avances, incluso cuando quisieran hacerlo. Así que no asumas de inmediato si esa chica o ese chico está interesada o interesado en ti porque no te responda de inmediato.

Algunos chicos tienen la idea - que se ve mucho en las películas - quesi le insistes suficiente tiempo a una mejor, ella sentirá lo mismo por ti. Tal vez algunas personas te digan que si una chica te dice que no, o que si se molesta oenoja que lo deberías de ignorar y no rendirte. Pero eso es una fantasía - si alguien reacciona así a tus avances, entonces estás siendo abusivo.

Si te dicen claramente que no, sigue tu camino y deja en paz esa persona, quizás te estás perdiendo de otras experiencias por estar enganchado/a a alguien que no te corresponde.

¿Cómo actuar en una cita?

Si la persona que te interesa responde bien a tus señales, tal vez sea una buena idea invitarla a salir. No hay que ser hombre para invitar a alguien a una cita, las mujeres también pueden hacerlo, no seas tímida.

Antes de planear la salida, averigua qué le gusta hacer, tal vez ver películas o algo de deportes, ir al museo, a caminar o bailar. Puedes apoyarte de alguna amistad cercana para que te brinde más ideas. También es una buena idea buscar un lugar agradable y tranquilo cerca de tu casa, donde pueden sentirse relajados para hablar fácilmente.

Recuerda, las citas no tienen que ser elegantes o caras. Pueden ser tan simples como encontrarse en una cafetería o pasear por el parque.

Primera cita

Las primeras citas pueden ser tensas. Tal vez sientas nervios o como si tuvieras mariposas en el estómago. También puede haber momentos embarazosos, cuando crees haber dicho algo tonto o cuando simplemente no sabes qué más decir. No te lo tomes tan en serio, la clave es mantener la calma.

El futuro de su relación no depende de esa primera cita. Es sólo una forma de comenzar a conocerse mejor.

Para más consejos sobre qué debes y no debes hacer en tu primera cita, lee nuestro qué hacer y qué no en tu primera cita.

Una vez que descubran si les gusta pasar tiempo juntos, pueden pensar en salir en más citas. No siempre tiene que ser tu responsbilidad de elegir qué van a hacer en la cita - puedes también preguntar al otro qué les gustería hacer.

 

En las siguientes citas, intenta aprender más sobre la otra persona, lo que les gusta y no, sobre su pasado, y sobre sus sueños para el futuro. ¿Sientes más enamoramiento, o te comienzas a preocupar de qué no podría convertirse en algo más serio? ¿Tener una relación parece realista?

¿Cuándo besar? ¿Tomarse de la mano? ¿Tener sexo?

Cuando salgan, tal vez quieras tomarle la mano, darle un beso o incluso tener sexo con esta persona. Es normal sentir eso. Si no estás muy seguro o segura de qué piensa la otra persona al respecto, algo que ayuda es conversarlo. Puedes preguntarle directamente, “¿te puedo besar?” o “¿Está bien si te tomo de la mano?”.

Tener sexo con tu enamorado o enamorada es una decisión importante. Da un paso a la vez. Tal vez quieras hablarlo con tu pareja antes de seguir avanzando. Lo más importante es saber si piensa lo mismo que tú y si en verdad quiere pasar hacia el sexo.

Si tu pareja no quiere tener sexo contigo, respeta sus sentimientos. Su decisíon podría ser basada en una creencia religiosa, o podría ser por razones culturales o inclusive por inhibiciones personales. Tal vez quieren esperar hasta el matrimonio, o simplemente no se sienten listos para tener sexo. Dale a tu pareja tiempo y espacio para pensarlo y tomar una decisión, la cual debes respetar.

Es bueno conversar sobre las ilusiones, dudas y expectativas que se tengan sobre las relaciones sexuales, esto ayudará a afianzar la relación y la confianza. Pueden acudir a centros especializados que les brinden información sobre sexualidad y métodos anticonceptivos. Lee más acerca de tener sexo la primera vez.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>