Hablar de sexo
Hablemos de Sexo y Amor

Hablar de sexo

Cuando besas o haces el amor con alguien, es bueno conversar ya que es la única manera de transmitir lo que sientes y lo que deseas a la otra persona.  

Los buenos amantes conversan sobre sexo, sobre lo que les gusta y disgusta. A veces incluso es necesario decir que no, cuando te sientes sin ganas, cansado o no te interesa hacer el amor con esa persona.

Conversar con el otro puede ser más difícil en la etapa primera cuando recién se están conociendo. Sin importar si tenemos una relación corta o larga, solemos encontrar difícil hablar de sexo – y lo que nos gusta o disgusta en la cama. Nos encanta hacer el amor, ¡pero no nos gusta hablar de eso!

Pero hablar de sexo puede hacer que el tenerlo sea mucho mejor para ambos, y también puede mejorar tu relación. Así que es mejor armarse de valor. ¡Recuerda que tu pareja tal vez siente los mismos nervios que tú!

Nunca sientas que tienes que tener sexo con tu pareja. Es algo a discutir y decidir juntos. Si tú sólo disfrutas agarrarse de la mano, está bien. No te sientas presionado o presionada – y tampoco presiones a tu pareja.

Si ya decidiste comenzar a hacer el amor, o solo quieres empezar a hablar de sexo con tu pareja, aquí tienes una guía básica que te ayudará en tu cometido:

Hablar de lo que deseas

¿Crees saber lo que le gusta a tu pareja? Ten cuidado porque podría bien ser que estés equivocado/a. Es mejor comunicar lo que te gusta y preguntarle al otro sobre sus preferencias. Puedes hacerlo antes, durante o después del coito. Puede que te resulte difícil mantener una conversación pero evitará muchos problemas y hará más placentero el sexo.

DI CÓMO TE SIENTES DE VERDAD

Si no quieres sexo con penetración, está bien. Explícale a tu pareja por qué, y déjale claro que todavía te gusta. Tal vez necesites más tiempo. O tal vez no quieras tener sexo antes del matrimonio. Puedes sugerir otras formas de tener intimidad o de hacer el amor con las que te sientas cómodo.

SEXO FELIZ Y SEGURO

Hacer el amor es más divertido si no estás preocupado/a por embarazos, enfermedades o violencia. Entonces podrás gozar de cada delicioso momento. ¿Cuál es el mejor momento para hablar del sexo seguro? Una buena regla general sería mencionarlo cuando la ropa está cayendo, - y está claro hacia dónde va la cosa – pero todavía tienen los pantalones puestos ambos. Lee más acerca de hablar de condones con tu pareja.

TRATEN DE RELAJARSE

Sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo. Pero recuerda, tu pareja está contigo porque le gustas como eres. Disfruten explorando sus cuerpos e intentando cosas nuevas, así podrán ir creciendo juntos como pareja.

SIGAN COMPROBANDO QUE AMBOS SON FELICES

Puede ser muy excitante en el momento, pero asegúrense de estar contentos ambos con lo que está pasando. Solo por estar de acuerdo en tener sexo, no significa que a ti o a tu pareja les guste todo lo que pase durante el sexo. No te centres tanto en tu sensación que ignores lo que tu pareja está sintiendo.

NO SIGNIFICA NO

Si tu pareja, amigo o amiga intenta amenazarte o presionarte para tener sexo, o hacer algo que no te gustaría, podría ser síntoma de una relación enferma. Es algo simplemente inaceptable y mereces algo mejor. No es no. Y cualquier chica o muchacho tiene el derecho de decir no en cualquier momento, ya sea antes de empezar o cuando están completamente desnudos. Así que sin importar cuánto lleven juntos o cuantas veces hayan tenido sexo, tienes derecho a ALZAR LA VOZ y decir NO cuando quieras y por la razón que quieras. Lee más acerca de decir no.

RÍAN JUNTOS

¡Sexo y  hacer el amor significan diversión! Habrá muchos ruidos y olores desconocidos, raros, y potencialmente embarazosos. ¡Está bien reírse de eso durante el sexo! Pero con tacto. Hay gente que piensa que la risa arruina el momento. Y ten cuidado de que tu pareja no sienta que te estás riendo de él o ella.

CONTINÚEN HABLANDO

Asegúrate de seguir hablando con tu pareja sobre lo que te gusta hacer, pero debes saber que tu pareja tal vez no comparta tus deseos. Escucha los deseos de tu pareja, y vean si pueden llegar a un acuerdo que satisfaga a ambos.

Pero a veces no es posible llegar a un acuerdo – por ejemplo, cuando tú quieres tener sexo pero tu pareja no. Debes respetar su decisión, y eso incluye no presionar ni amenazar con dejar la relación si no accede a tener sexo.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>