apto para 18+

¿Cómo saber si tu pareja no tiene ganas de tener sexo?

Ganas de tener sexo
¿No tienes ganas de sexo? Tu forma de decir ‘no’ a tu pareja tiene un gran impacto en tu relación y vida sexual, según investigación reciente.

Es tu último trimestre del año, estás a punto de terminar clases. Pasado mañana es tu examen y terminas. Es la materia más difícil y has estado estudiando por días, así que en lo que menos piensas es en sexo. Incluso si está tu novia desnuda junto a ti en la cama. Ella acaba de terminar sus exámenes y claramente en lo único que piensa es sexo. ¿Cómo le dices que no tienes ganas? ¿Eso importa?

Resulta que la forma de negarte, definitivamente importa. En cualquier relación, inevitablemente habrá veces en que uno de los dos tenga ganas y el otro no. Encontrar la mejor manera de manejar ese momento es de suma importancia pues suele haber muchas emociones alrededor de los desacuerdos en el sexo.

De alto riesgo

‘Creo que está relacionado con la vulnerabilidad emocional que está presente’, comentó el investigador canadiense James Kim a Hablemos de Sexo y Amor en la Conferencia Internacional 2016 de la Asociación Internacional para la Investigación en Relaciones (IARR). ‘Hay muchas áreas de conflicto que experimentan las parejas – como quién lava los trastes o saca la basura. Pero cuando se trata de sexo en relaciones monógamas, tu pareja es quien puede satisfacer tus necesidades sexuales. Así que estas situaciones son realmente límite, y puede haber mucho más en riesgo porque no es fácil escuchar que tu pareja no quiere tener sexo contigo’.

Kim sentía curiosidad por saber las formas en que la gente dice a su pareja que no tiene ganas. También quería ver si algunas de ellas funcionaban mejor que otras al tratarse de relaciones y vida sexual satisfactorias.

Primero preguntó a más de 1200 participantes cómo decían que no a su pareja. Formó 4 categorías y dió a Hablemos de Sexo y Amor ejemplos de cada una. En la segunda fase del experimento, Kim observó cuál de las formas de decir ‘no’ era mejor que las demás.

Cuatro formas de decir que no

Kim dividió en 4 categorías la forma en que la gente rechazaba a su pareja.

  1. ‘Solo hay que besarnos y abrazarnos’

    Empecemos positivamente. Si no tienes ganas de sexo, tienes que decirle a tu pareja que la amas o que prefieres besar y abrazar. Así, pasas por el proceso de rechazo confirmándole que él/ella te importa. En el estudio esta es la categoría etiquetada como ‘reafirmante’, y está ligada a una relación y vida sexual satisfactoria. Kim cometa que es básicamente decirle a tu pareja “no eres tú – todavía te amo, todavía me atraes”.
     
  2. ‘¡Ay, déjame en paz!’

    Y este es el fallo de esta categoría – acertadamente llamada ‘hostil’. Esto incluye cosas negativas que pueden lastimar a tu pareja, como criticar su forma de pedirlo o de plano ignorarlo/a en la cama. No es de sorprender que el enfoque hostil en el estudio esté ligado a relaciones y vida sexual infelices.
     
  3. ‘Noo, no tengo ganas’

    Está el rechazo ‘asertivo’, que es ser directo/a con tu pareja sin exactamente preocuparte por sus sentimientos. Un ejemplo sería decir simplemente, ‘ no, no tengo ganas de sexo’.
     
  4. Zzzzzz’

    Finalmente, el estudio identificó métodos de rodeo o ‘distractores’ de rechazo – básicamente evadiendo el sexo. Este incluye cosas como fingir dormir o acostarse en una posición en la que es difícil acurrucarse.

¿Qué funciona mejor?

¿Cuál es mejor y cuál es peor? Pues no es muy difícil darse cuenta que si no tienes ganas de sexo, ser ‘reafirmante’, amoroso/a y amable con tu pareja es el camino a seguir. Y que ser ‘hostil’, declinar con enojo a tu pareja, no precisamente hará tu relación más dulce.

¿Qué tal simplemente ser ‘asertivo/a’ con un claro ‘no’? ¿O evadiéndolo ‘escapándote’? No está claro cómo estos métodos afectan a una relación. Decir ‘no’ directamente puede ser desagradable en el corto plazo, pero a la larga podría ser más benéfico para una relación que los métodos de rodeo, pues al menos estás enfrentando el asunto.

Tal vez hayas usado alguno de ellos sin pensarlo demasiado. Y aunque parezca poco importante, la forma en que le dices a tu pareja que no tienes ganas, importa. El rechazo es duro y pude ser muy difícil no tomárselo personal.

¿Cómo decir que no?

‘Es fácil caer en la noción de que si tu pareja no quiere tener sexo contigo significa que no eres sexualmente deseable’, comenta Kim. ‘Tal vez te preocupe que no te ame, que pasa algo contigo, que la relación sexual se esté yendo a la basura’.

Por fortuna, reafirmar a tu pareja con frases o acciones positivas es algo muy fácil de hacer. Si no tienes ganas de sexo, asegúrate de recordarle a tu pareja que no se trata de él/ella, que se ve sexy, que le amas. ¡Tal vez no haya sexo ahora mismo, pero pronto lo habrá, y será ardiente!

Las sabias palabras de Kim: ‘Cuando se trata de mantener una relación, las pequeñas cosas te pueden llevar muy lejos’.

Puede ser muy difícil cuando alguien en la pareja quiete tener más sexo que el otro. ¿Quires contarnos algo? Visita nuestro foro y ¡hablemos!

Traducción: Octavio Eguiluz