apto para 18+

El derecho a informarte sobre el pasado de tu pareja

gabriela
¿Necesitamos información íntima de nuestra pareja para tomar una decisión responsable y educada sobre nuestra sexualidad? Sí.

No solo puedes sino DEBES preguntar por el pasado sexual de la persona con la que estás a punto de acostarte.

No es que sea lo mismo pero, si para cualquier entrevista de trabajo hay que presentar credenciales, ¿por qué no habría que hacerlo al iniciar una nueva relación?

Primero, porque este trabajo conlleva responsabilidad (un orgasmo no lo da cualquier becario) y segundo, porque tiene sus riesgos.

¿Acabo de perder a la mitad de los lectores? ¿Se ha levantado medio país porque acaban de leer que su pareja les TIENE que contestar cualquier pregunta que le hagan? Espero que no, porque no es a eso a lo que me refería. A lo que tenemos derecho es a saber lo relacionado a la salud sexual, no en qué Universidad estudia su ex novia o dónde trabaja esa rubia que le da tantos Likes a sus fotos de Instagram. No.

Lo que sí tenemos derecho a saber es:

  • Última vez que se hizo un test de VIH y otras ETS’s
     
  • Cuántas parejas sexuales ha tenido desde entonces o en los últimos meses
     
  • Si practica relaciones sexuales esporádicas
     
  • Si usó protección en ellas
     
  • Si está en una relación en ese momento
     
  • Etc.
     

¿Suena muy burocrático? Puede ser, pero también es necesario. Incluso en algunos casos piden ver certificados médicos. A fin de cuentas, cuando te vas a la cama (sofá, baño o carro o lo que sea) con alguien lo haces también con sus decisiones pasadas. No hace falta la historia laboral detallada, pero sí los momentos estelares, los que traen consecuencias.

Claro, aquí tu derecho a saber choca con su derecho a la intimidad. Nadie está obligado a divulgar su privacidad, pero cuando esto afecta la salud de otra persona… bueno, no es tan privado, ¿no?

¿Saben cuándo NO estás obligado a divulgar esa información? En una entrevista de trabajo de verdad, por ejemplo, u otros momentos en los que pueda dar a pie a situaciones de discriminación. Sin embargo, que una persona no quiera tener sexo contigo porque no te has hecho un test en dos años y solo tienes sexo casual no es discriminación. Lo que tienes delante es a alguien con más de dos dedos de frente. Hazte las pruebas y lo que puedas por hacerle un contrato indefinido (en tu corazón… sorry por la metáfora ñoña).

Ahora, si no le afecta, si estás seguro/a que estás más sano que un tomate… bueno, obviamente no hay nada que confesar. Sin embargo, y puede que sea yo que más bien tengo que “ampliar” el currículo, no veo el problema. Si están en una relación estable mejor contarse las cosas antes de que el otro se vaya encontrando exe’s inesperados por la ciudad y las credenciales llegan a todas partes. Y si es solo un rollo de una noche… pues haber tenido muchos ¿no cuenta como buen currículo? De hecho, practicar sexo solo de forma segura debería dar puntos para empleado del mes ;).