apto para 18+

Inteligencia erótica para jóvenes

inteligencia_erotica
No es verdad que, por fuerza, juventud sea sinónimo de novedad, diversión sin fin y transgresión. Es común que los menores de 30 años se instalen en rutinas sexuales que los aburran o los lleven a querer más y más. Aquí les damos algunos tips para tener una relación de largo plazo eróticamente divertida.

Esther Perel es una psicoterapeuta de origen belga que lleva años estudiando y atendiendo a parejas de diversas edades, nacionalidades y profesiones. Con toda la información obtenida escribió un libro llamado Inteligencia erótica, que se volvió base de una corriente de estudio que explica la paradoja de las parejas: por un lado, tenemos más información sobre sexualidad y, por el otro, estamos teniendo menos sexo que antes. Queremos parejas estables que nos acompañen durante muchos años pero, a la vez, buscamos la emoción de nuevos encuentros que nos emocionen.

Los chicos/as no son la excepción. En tiempos de Tinder, es más sencillo encontrar excitación en encuentros nuevos y breves, pero a la par, desean tener relaciones donde haya amor y compromiso. Si se aprende a vivir en el espacio erótico propuesto por Perel, se pueden unir ambas cosas para que tengan historias de pareja divertidas, muy placenteras y hasta rebeldes. Les comparto cinco tips y [email protected] invito a que busquen los videos de las conferencias de Esther.

  • Tu pareja no es todo. Pareciera que queremos que [email protected] compañ[email protected] de vida no sólo sean eso, sino también nuestros confesores, maestros, alumnos, padres, madres, proveedores económicos, y eso abruma hasta al más valiente. Si tienen amigos que puedan ver por separado, si disfrutan de una comida familiar sin llevar pegada a la pareja, y cuando están con ésta se enfocan a realizar prácticas que los pongan de buenas en lugar de hablar en las cosas terribles de la vida, el novio o la novia se volverá sinónimo de bienestar y no de tormenta.
     
  • El amor busca seguridad, el erotismo busca transgresión. Parte del encanto del sexo es que te despierta emociones intensas, pero de corta duración… hasta la siguiente vez. En cambio, el amor nos debe dar estabilidad, seguridad, protección. Parece que ambas cosas son incompatibles, hasta que se aprende que se puede ser rebelde con la pareja si se atreven a hacer cosas diferentes con frecuencia, si no dejan de juguetear, de aventurarse e inventar prácticas que los estimulen.
     
  • La necesidad de los acuerdos. Pueden tener [email protected], [email protected], buddy calls, [email protected] con derechos o estar pensando en casarse. En cualquier opción, es importante hacer acuerdos. Decir desde el principio lo que desean, lo que les gusta y lo que no están dispuestos a asumir o a realizar es de suma importancia. Si de entrada se plantean si su relación será abierta o monógama, si van a explorar alguna práctica o les gustan otras, por poner dos ejemplos, entonces se sentirán más libres, [email protected] y [email protected]
     
  • Aprende a vivir en el espacio erótico. Sentir placer no se obtiene exclusivamente estando desnudos o con la penetración. También se puede sentir gozo al escuchar música, comer, admirar algo hermoso, leer, explorar algún fetiche, observar el mundo con asombro. Si aprenden a vivir esto con sus parejas, sentirán la explosión del placer con más frecuencia y durante más tiempo, pues siempre habrá algo nuevo qué ver. Nunca dejen de ubicar zonas, posturas y actividades que, durante el sexo, les hagan sentirse satisfechos y emocionados. No olviden que los seres humanos vamos cambiando, así que aquello que no les gustaba ayer, quizá les guste mañana… ¡y será toda una ventura descubrirlo!

Para saber más:

Esther Perel. Inteligencia erótica. Claves para mantener la pasión en la pareja. Editorial Temas de Hoy.