apto para 18+

Juguetes sexuales… ¿y religión?

Juguetes sexuales y religion
Ah, la diversión. Cuando éramos pequeñitos nos gustaba jugar con muñecas, carritos y pelotas. Pero una vez que pudimos alcanzar el timbre, nuestros gustos cambiaron. ¡Descubrimos otros juguetes! Ahora en su versión para adultos.

Por: Nancy Martínez | Columnista sexperta, apasionada de la escritura y el chocolate.

Sin embargo, a muchas personas les hace mucho ruido utilizarlos. Y no nos referimos al sonido vibratorio que producen, sino al ruido mental que les genera: les rompe muchos paradigmas.

Se preguntan: ¿cómo diablos voy a usar una maquinita con forma de un pene o que simule ser una vagina? Este pensamiento pueden tenerlo arraigado quienes tienen creencias religiosas, que consideran que el sexo solo se limita al coito y sanseacabó.

Sin embargo, les tenemos algunas novedades y aquí se las presentamos.

El objetivo de los juegos sexuales consiste en unir a la pareja, algo que no está vetado en ninguna religión. Se considera que son una manera de mejorar el acto sexual. Por tanto, de esta manera, los juguetes sexuales se convierten así en una alternativa para lograrlo. ¡Voilà! Les quitamos el velo de lo prohibido y los convertimos en nuestros placenteros aliados.

Analicemos el punto de vista de tres de las religiones con más adeptos en el mundo. ¿Cómo perciben el uso de juguetes sexuales el budismo, el catolicismo y el judaísmo? El budismo establece que no se debe convertir a las personas en objetos para obtener placer, pero no niega que éste forma parte de la naturaleza humana y de las experiencias que vivimos todos los días. El catolicismo, por su parte, busca promover en sus preceptos que se respeten y valoren los deseos de la pareja y que lo que se hagan sea para mejorar su relación. Y, el judaísmo, exige que la sexualidad no se desvíe hacia algo que pudiera provocarle dolor a la pareja.

En pocas palabras, los juguetes sexuales son una forma más de alegrar el sexo en pareja.

Ahora bien, si creían que somos los únicos que no los satanizamos, les tenemos una novedad. Una periodista llamada Allison Yarrow, del periódico The Daily Beast, entrevistó a parejas cristianas que utilizan los incorporan en sus cadereos nocturnos. Uno de sus proveedores es Covenant Spice. ¿De qué se trata? Es una compañía que agrupa juguetes sexuales que no contienen desnudos en sus empaques y que no tienen vínculos con la industria de la pornografía. Su principal intención es que las parejas fomenten la cercanía a través de los juegos. Algo así como para meterle sabor y candela.

¿Creían que eran los únicos? Pues no. Otras religiones, como los judíos ortodoxos y los musulmanes lanzaron sus líneas de juguetes: Kosher Sex Toys y El Asira, respectivamente.

Kosher Sex Toys fue ideado por un rabino llamado Natan Alexander. Este sitio cuenta con cerca de 200 juguetes sexuales en su catálogo además de brindar orientación terapéutica a quienes lo requieran. ¿Cómo surge la idea? Bueno, pues muchas parejas le preguntaban al rabino cómo mejorar su vida sexual. Él les quiso quitar la culpa y la pena a través de esta página para que pudieran disfrutar de una vida sexual más plena. Por su parte, El Asira, que significa sociedad o tribu, se trata de una tienda de productos que buscan mejorar la calidad de las relaciones sexuales de los musulmanes y que puedan tener mucho más placer. Los empaques tienen diseños únicos y muy elegantes.

De esta manera, la gente religiosa puede meterle variedad a sus relaciones de pareja y vivir mucho más felices sin creer que cometen algún pecado.

¿Sientes que tu religión es un freno en el disfrute de tu sexualidad? Cuéntanos aquí o si de preguntas se trata te esperamos en el Foro de Hablemos