apto para 18+

“La familia es la base de la sociedad”

Diversidad familiar
Sin duda, en una sociedad, la familia es un elemento fundamental, pero ¿qué tipo de familia…?,

En la actualidad el modelo “tradicional” de familia que plantea como familia nuclear: la estructura de padre, madre y las hijas e hijos biológicos de ambos, ya no constituye la única posibilidad aceptada de familia, los constantes cambios sociales han propiciado un nuevo concepto de Diversidad Familiar, en el que podemos encontrar una amplia gama de posibilidades de familia que han ido ganando el reconocimiento como estructura familiar con derechos legales.

Para conocer más del tema tomamos como referencia la Revista de Treball Social (rts_198_castella.pdf, España 2013), en el capítulo “Diversidad Familiar: apuntes desde la antropología social” en el que se mencionan algunas de las nuevas estructuras familiares, como:

  1. La monoparentalidad por elección (madre o padre y los hijos o hijas)
  2. La recomposición familiar (familias formadas por parejas en las que hay un-a hijo-a no común).
  3. La homoparentalidad (parejas del mismo sexo con hijos-as)
  4. La formación tardía de las familias (personas que en pareja o solas tiene su primer hijo-a con 35 años o más).
  5. La irrupción de la transnacionalidad en el interior de las familias, así como la adopción y los cambios derivados del uso de las técnicas de reproducción asistida.

Ahora bien, en términos legales es importante mencionar  que en México el 29 de diciembre de 2009 se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal las reformas efectuadas al Código Civil y al Código de Procedimientos Civiles, aprobadas por la mayoría de los integrantes de la V Asamblea Legislativa del Distrito Federal, en donde se reconoce que dos personas del mismo sexo tienen el derecho de contraer matrimonio, conformar la relación de concubinato e incluso adoptar hijos, a la vista del artículo 1ro. Constitucional, que establece la igualdad ante la ley de todos los mexicanos, sin que sea admisible la discriminación de clase alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión, preferencia o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

Es cierto que aún estamos en proceso de constituirnos plenamente como una sociedad de respeto a la diversidad, pero los avances han sido significativos.

Hasta hace unos años aquellas estructuras familiares que no correspondían con el modelo tradicional: madre, padre e hijos(as), eran catalogadas como familias desestructuradas, desintegradas o simplemente como no familias; actualmente se reconoce la diversidad familiar y sus derechos legales.

Así que, cualquiera que sea el tipo de familia al que perteneces, o si tienes pensado conformar una familia recuerda que tienes derechos y puedes ejercerlos, sobre todo el derecho a la no discriminación.