apto para 18+

La revolución de los juguetes sexuales

Revolución de Juguetes Sexuales
La evolución de los juguetes sexuales durante las últimas décadas ha sido impresionante. ¿Te gustaría conocer lo nuevo que hay en el mercado? La periodista y orientadora sexual Verónica Maza nos pone al día en esta entrega de Sexo y Ciencia

El paso entre aquel prehistórico falo de piedra de 20 centímetros proveniente del Paleolítico y los primeros vibradores fue muy lento, pero eso sí: las exploraciones para inventar objetos que generaran placer por aquí y por allá, tanto a hombres como a mujeres, se han dado de manera constante.

Dicen que la reina Cleopatra de Egipto inventó el primer vibrador, pues llenaba una calabaza de abejas que, enojadas, volaban en el pequeño espacio, generando una sabrosa agitación. Vayan ustedes a saber si así fue, pues no existen registros históricos al respecto, pero sí se sabe que en el siglo XIX, los médicos que decían curar la “histeria” de las mujeres (que no era otra cosa que malestar por no sentir ese maravilloso desfogue que genera el orgasmo), comenzaron utilizando sus manos y acabaron patentando el primer vibrador electromecánico, el mismo que en poco tiempo pasó del consultorio a numerosos hogares.

Hoy estamos asistiendo a una auténtica revolución tecnológica del sexo. Los juguetes que generan placer erótico ya no tratan de parecerse a los penes reales ni están fabricados con materiales que lastiman; ahora, su proceso de diseño y creación ha llegado a universidades, a institutos de investigación científica que buscan ofrecer sensaciones irrepetibles con artefactos discretos, estéticos, portátiles, fáciles de usar pero con múltiples posibilidades.

En la Universidad de Yale, el Doctor X Treme se basó en el concepto de impedancia mecánica, o la relación entre fuerza y velocidad en una estructura sometida a vibración, para crear el Orgasmatron, un potente vibrador con forma de pera que utiliza esta impedancia a favor del clítoris.

Las mujeres no buscan una experiencia que “sustituya” la penetración de un pene, sino vivir nuevas sensaciones, estimulaciones que puedan recibir mientras gozan con su pareja o soledad. 

Los inventores han entendido eso, y ahora es posible conseguir juguetes como el We-Vibe, que se puede emplear para estimular vagina y clítoris al mismo tiempo. El OhMiBod se acopla por Bluetooth a un iPhone para vibrar al compás de la música, tonos de llamada, la voz o el sonido ambiental. Ambos cuentan con apps que pueden hacer que una persona al otro lado del mundo estimule a quien tiene el dispositivo. Estos sistemas que posibilitan las relaciones virtuales a distancia, estables o casuales, inauguran un nuevo campo para la tecnología sexual: la teledildónica.

Y eso, ¿qué orgasmos es? La teledildónica se encamina a proporcionar experiencias sexuales próximas a las reales, haciendo uso de tecnologías de realidad virtual, como la que brinda el casco Oculus Rift, con el que su usuario siente que está teniendo un encuentro sexual de verdad con otra persona.

Según el tecnólogo David Levy, autor del libro Amor y sexo con robots, los científicos especializados en robótica se están interesando en el desarrollo de robots sexuales, lo que acelerará su llegada al mercado, la cual pronostican para dentro de unos 30 años, cuando haya androides capaces de masturbar a sus dueños, de penetrar o ser penetrados, sabiendo a la perfección qué es lo que más satisface al humano o humana que la/o acompaña.

El futuro que presenta la serie Black Mirror nos está alcanzando. Y quiero estar ahí para verlo.

Fuente:

Tecnología para el orgasmo http://www.elespanol.com/ciencia/20160219/103489903_0.html

¿Te gustaría probar alguno de estos juguetes? Deja tu comentario aquí o en nuestro Facebook