apto para 18+

Sin vida social después de una ruptura

art-lost lover
Me ha dejado mi novio: no tengo a nadie a quien llamar. “Tu novio nunca debe ser tu mejor amigo”, se lamenta Amalia.

En  los últimos dos años le ha dedicado todo su tiempo y energía a una nueva relación con un chico al que amaba. Rompieron hace cuatro meses y esa noche se dio cuenta, de repente, de que la relación la había absorbido tanto que había dejado de lado a todos sus amigos y de que en ese momento no tenía a nadie quien la apoyara.

"Esto va en contra de lo que siempre se ha dicho sobre las relaciones exitosas, pero con mi experiencia he aprendido que tu novio no debe ser nunca tu mejor y único amigo".

Hace dos años me enamoré de un chico increíble (llamémosle X). Nos conocimos en el trabajo y conectamos inmediatamente. Era inteligente, sencillo y dulce y me hacía sentir como si saliera con un personaje de una comedia romántica. Después de cuatro meses, encontramos un estudio y nos fuimos a vivir juntos. De un día para otro lo hacíamos todo juntos.

Todo era ¨nosotros¨

Durante esos dos años mi vida se fue convirtiendo en solo ¨nosotros¨. Era como si fuéramos una sola persona y yo creía que era muy romántico que fuéramos los mejores amigos, el uno del otro.

Pero mientras le dedicaba todo mi tiempo y toda mi energía a nuestra relación, estaba dejando poco a poco de lado a mis amigos. No lo hice a propósito, desde luego. Simplemente, cada vez que ellos  se proponían salir a cenar o ir al cine o un viaje de fin de semana yo no podía porque ya tenía planes con X.

Nadie a quien llamar

Y de pronto, hace cuatro meses, me dice que necesita tomarse un tiempo para descansar de nuestra relación y que piensa irse al extranjero a estudiar un máster. Me rompió el corazón. Tomó su decisión sin consultármelo ni dialogar conmigo siquiera una vez. Salí de casa llorando y hecha una furia.

Mientras caminaba por la calle en plena noche, me di cuenta de que no tenía a nadie a quien llamar ni un lugar a donde ir. Compartía el alojamiento con él, no tenía amigos íntimos a los que contárselo y hubiera sido demasiado humillante llamar a uno de nuestros compañeros de trabajo.

Desastre total

No me quedaba más remedio que volver a nuestra casa. En el camino de vuelta me sentía desesperada y me di cuenta de que había convertido mi vida en un desastre total. Había basado todas mis decisiones en los dos últimos años en mi relación con X y por el camino había alejado a todos mis amigos.

Incluso renuncié a un trabajo fantástico en otra ciudad porque no quería mudarme sin él.

Sin apoyo

Me acababan de dejar y no tenía ningún apoyo. Había ignorado tanto a mis amigas que ni siquiera sabía qué era de sus vidas. Dos de ellas se mudaron durante ese tiempo y a parte de las llamadas de felicitación por sus cumpleaños, no había mantenido el contacto con ellas. Pero necesitaba a alguien con quien hablar y terminé llamando a Sara, que había sido una íntima amiga hasta que empecé a salir con X.

Reanudar la amistad

Fue la llamada más rara que he hecho en mi vida. Después de dos años sin tener contacto con ella, tenía miedo de encontrar una perfecta extraña al otro lado del teléfono.

Pero fue muy comprensiva. Hablamos durante mucho tiempo y de alguna manera conseguí sobrevivir esa noche. Desde que él se fue, he encontrado otro compañero de piso y estoy intentando reanudar la amistad con todos mis amigos.

Amalia (pseudónimo) es periodista

¿Puede ser tu novio tu mejor amigo? Déjanos un comentario o únete a la discusión en Facebook.