Sexo durante el embarazo
pixabay.com

Comenzando una familia

Para muchos, tener hijos y empezar una familia es el paso lógico después de casarse. Tal vez pronto empiezas a soñar con tener bebés y disfrutar de una maravillosa vida como familia.

Para muchos, tener hijos y empezar una familia es el paso lógico después de casarse. Tal vez pronto empiezas a soñar con tener bebés y disfrutar de una maravillosa vida como familia. Si esto te sucede, ¡también podrías llenarte la cabeza de dudas y preguntas! ¿Cuándo es buen momento para tener hijos? ¿Cómo cambia tu relación con el embarazo? ¿Cómo afectará a tu matrimonio el tener un bebé? ¿Cómo conseguirás el dinero para cubrir todas tus necesidades?

Y está bien que pienses en todas ellas. Si tienes el privilegio de planear tu familia, es decir, si no has tenido un embarazo no deseado, tenemos algunos consejos para antes de que decidas concebir:

  • Si tienes cualquier problema en tu matrimonio, soluciónalo antes de pensar en tener un hijo.
  • Habla con tu pareja sobre lo que es para ti tener hijos. A veces podrían estar en diferentes etapas sin que el otro lo sepa. ¿Significa los mismo para ambos? ¿Ambos están completamente seguros y listos para este cambio en sus vidas? A menos que tengan respuestas convincentes a estas preguntas, no sigan adelante.
  • Traten de hacer cosas que les gustan y no podrán hacer cuando tengan un bebé. Tomen unas vacaciones de aventura o vayan al cine y vean toda la película abrazados. Apapáchense y diviértanse como pareja porque pronto no tendrán tiempo para estar solos ustedes dos.
  • Organicen sus finanzas. El embarazo implica gastos, habrá muchas visitas al gineólogo y el gasto del hospital. Si el permiso de maternidad no es remunerado, consideren un ingreso menos. Y no olviden los gastos que genera el bebé.
  • Luego, investiguen como se hace un bebé. Checa nuestros tips sobre quedar embarazada, descubre cómo se desarrolla el bebé en el vientre y mira los tips más importante sobre mamá y bebé.
  • Habla con tus amigos y parientes con hijos. Pregúntales cuáles fueron sus mayores retos, sólo para estar mentalmente preparados.
  • Mien tras más en forma estés antes del embarazo, más saludables serán tu embarazo y tu bebé. Cuida tu salud y haz mucho ejercicio. Si has querido perder un par de kilos de más, este el momento de hacerlo.
  • Si planeas embarazarte, deberías quitarte el tabaco y dejar de beber. Fumar es desastroso para ti y para tu bebé. Beber puede dañar al bebé en el vientre. Y ambas cosas dificultan el embarazo, ¡y afecta tanto a hombres como a mujeres! Mira los tips sobre quedar embarazada y tips de salud para mamá y bebé.
  • Ya seguros de querer ampliar la familia, adelantes, disfruten el proceso. No se estresen mucho por concebir, pues el 85% de las mujeres que lo intentan, lo logran el primer año. Relájense, sean pacientes y los resultados llegarán. Dense unos 18 meses antes de pensar en un examen de fertilidad.

Tu relación durante el embarazo

El embarazo cambiará muchas cosas en tu matrimonio. Podría ser un período en el que se acerquen más como pareja. Tal vez se sientan como parte de un sólido equipo, o sentirse invencibles y que pueden superar cualquier obstáculo en su camino.

Pero al mismo tiempo podría ser un período estresante para la relación debido a la presión de la paternidad. Tal vez esperes demasiado de ti y de tu pareja. Tal vez te sientas traicionado/a si tu pareja no comparte tus ideas. La clave es ser comprender y tratar de satisfacer las necesidades y expectativas de cada uno.

Reunimos algunos tips que podrían ayudarte durante el embarazo:

  • Durante el embarazo, la madre podría tener repentinos cambios de humor debido a sus cambios hormonales. Pudiendo llevar incluso a una depresión prenatal. Como padre, necesitas afinar tu capacidad de comunicación, porque la vas a necesitar mucho. Es importante tener la mente abierta y ser condescendiente con las necesidades emocionales de la madre. Como madre afectada por estos cambios de humor, no hay mucho que puedas hacer para controlarlos. Pero sí puedes hacer mucho estando abierta a los esfuerzos de tu pareja de tener una buena comunicación.
  • Es normal estar nerviosos por la paternidad, pero la clave es compartir lo que sientes con tu pareja. Tal vez ella sienta los mismo y se sentirá aliviada de saber que están juntos en esto. O tal vez te ayude a fortalecer tu confianza. De cualquier modo, no deberías dejar de hablar sobre lo que te causa aprensión.
  • Recuerda que ahora son un equipo. Y es importante ganar como equipo. Si eres la madre, involucra al padre tanto como puedas durante todo el proceso. No lo hagas sentir menos importante sólo por no llevar dentro a tu hijo. Esto podría desanimarlo y hacerlo sentir sólo como un espectador de todo el proceso, así que haz todo lo posible para evitar que se sienta así.
  • Duerman suficiente. Una vez que tengan al bebé, ninguno de los dos dormirá lo suficiente. Así que disfruten esas horas extra de cama cuando les sea posible.
  • Busquen momentos de intimidad. El embarazo puede ser un momento difícil para la intimidad sexual. Pues la madre suele pensar que su cuerpo se pone horrible y/o gordo, y el padre no quiere lastimar al bebé durante el sexo. En general, el sexo durante el embarazo no debería causar ningún problema ni a la madre ni al bebé. Pero si te preocupa, pide a tu ginecólogo/a que te aclare esas dudas.
  • Los futuros padres suelen preocuparse por la futura carga económica. Expresen sus preocupaciones y hagan planes y presupuestos que aseguren una transición suave después del nacimiento.

Para mayor información sobre embarazo, consulta nuestros cinco datos básicos sobre el tema.

Al acercarse la fecha del parto, también deberán hacer planes sobre cómo recibirán al bebé. Su espacio, ¿dónde pondrán todas sus cosas, dónde dormirá después de los primeros meses? ¿Quién hará qué arreglos? ¿Te van a ayudar tus amigos, padres o familiares? ¿Puedes permitirte contratar a alguien que les ayude? Estas son preguntas prácticas que les sugerimos pensar antes de la llegada del bebé. Porque una vez que tengan otro miembro en la familia que necesita de toda sus atención todo el tiempo, tendrán muy poco tiempo para organizar estas cosas.

Padres de un recién nacido

¡Felicidades por el nuevo miembro de su maravillosa familia! Ahora son padres de una hermosa fuente de alegría. Gocen el momento y recuérdenlo. Si creen que hasta ahora ha todo sido sobre estimulante, sólo esperen. La verdadera aventura, aún está por comenzar.

Volverse padres definitivamente les cambiará la vida. Tener un bebé les parecerá la decisión más hermosa que hayan hecho su vida. Ambos se sentirán realmente orgullosos de su maravillosa creación y ¡tienen razón! Regodéense en su orgullo.

La paternidad implica un montón de nuevos retos, junto con toda la alegría. Habrá muchas noches de insomnio y días agotadores. Habrá días en los que sientan que ser padres no es tan divertido. Incluso podrían empezar a sentirse alejados de su pareja o abandonados por ella. Volverse padres podría agregar más estrés a su relación.

Existen varias formas de lidiar con el estrés por paternidad. Y la mejor manera es manteniéndose unidos como equipo. Tenemos algunos tips para todos ustedes, padres primerizos:

  • No importa cuántos libros sobre paternidad hayas leído o cuántas clases tomes, terminarás sintiéndote no estar preparado/a cuando el bebé llegue. Nada nos puede enseñar por completo cómo ser padres. Así que no te culpes si no sabes qué se debe hacer si el bebé llora o no come, por ejemplo. Todos los padres han tenido las mismas dudas. La clave es compartir tus dudas y preocupaciones con tu pareja y juntos buscar soluciones. Y esto siempre te hará sentir más cercano/a a tu pareja de nuevo.
  • Tener un bebé trae una enorme carga de trabajo. Terminarás con muchos pendientes en tu lista de tareas. La clave es ser más flexible con las tareas que realmente no son tan necesarias. Dale prioridad a las importantes y espera con las que no son urgentes.
  • Dividan claramente sus tareas entre los dos. ¿Quién se queda despierto/a para alimentar al bebé? ¿Quién lava la ropa, quién lava la vajilla? Definir las tareas de cada uno los hace concientes de qué se va a encargar el otro. Y eso evitará muchos malentendidos.
  • Con horarios disparejos de alimentación, es probable que no duermas nada bien y eso resulte en mal humor por muchas semanas y meses después de nacer el bebé. Estar irritable puede acarrear muchas peleas. El secreto es liberar tu estrés de vez en cuando. No pueden dejar de pelear por completo, pero sí pueden comunicarse y decir qué les hizo perder los estribos, o por qué se sienten defraudados por su pareja. Sean tan específicos como puedan y esto les traerá buenos resultados.
  • Pueden tener opiniones distintas sobre como debe ser criado el bebé. ¿El bebe debe dormir con ustedes dos hasta que tenga un año, o debería dormir en una cuna a su lado? ¿Lo debemos cargar cuando llora o hay que ignorarlo? Siéntense para saber qué piensan al respecto y por qué no estarían de acuerdo en algo con su pareja. Hagan compromisos y encuentren un punto medio.
  • Reconozcan el esfuerzo del otro en paternidad. Dile a él que lo hizo súper bien llevando al bebé a dar un paseo al atardecer. O dile a ella cuánto aprecias que se levante en las noches para darle de comer. Díganse cumplidos los dos.
  • Con todo el caos de bebé en casa, tal vez no tengan momentos de intimidad en pareja. Tal vez no tengan tiempo para una velada acogedora abrazados en el sofá, no hay tiempo para cenas o escapadas románticas. La idea es buscar formas para pasar tiempo juntos, los dos solos sin bebé. Puede ser cuando el bebé haga la siesta o pueden pedirle a algún amigo que les cuide al bebé mientras escapan al cine o a un paseo por la playa.
  • Para muchos padres el sexo queda fuera del plan. También podrían estar preocupados sobre cuándo es el mejor momento para el sexo después del parto. Echa un vistazo a los cinco datos básicos de Sexo después del embarazo. Antes de retomar su vida sexual, piensen cuáles son sus opciones de anticonceptivos, a menos que deseen concebir de inmediato.
  • Por último, aunque no es todo, disfruten de su bebé. No tiene tanto tiempo, así que mírenlos crecer y sen parte de ese maravilloso proceso juntos.

Les deseamos a ti y a tu pareja lo mejor en esta enriquecedora fase de su vida. Ser padres puede ser una maravillosa experiencia de aprendizaje, ¡así que aprendan y disfrútenla juntos!

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>