Flickr (Josh Liba)

¿Matrimonio entre primos = hijos más sanos?

Sorprendentemente casarse con tu primo o prima podría ayudarte a mantener la salud de tu familia, según los descubrimientos de un reciente estudio holandés.

Esto puede resultar contradictorio porque la endogamia también significa que tus hijos tienen mayores probabilidades de nacer con problemas.

Los matrimonios entre primos pueden tener efectos positivos, afirman los científicos de la Universidad de Groninga. Sirven para mantener la resistencia genética a las enfermedades, lo que puede ser de vital importancia para la familia.

Copia deficiente

En algunas partes del mundo, incluyendo la India, Egipto y Arabia Saudita, los matrimonios entre primos son comunes. Éstas también son regiones que, históricamente, registran muchas enfermedades. Podría darse el caso de que en esos lugares, las ventajas de la endogamia para la salud sobrepasan los riesgos adicionales de enfermedades congénitas derivadas de la endogamia.

Un ejemplo reciente de ello es la resistencia genética al virus del VIH. Este virus que causa el SIDA es responsable de la muerte de unos dos millones de personas al año. Sin embargo, las personas que han heredado dos copias deficientes de un gen llamado CKR-5, uno de la parte materna y el otro de la paterna, parecen ser inmunes a las infecciones del VIH.

Heredar ambas copias de este gen es un fenómeno bastante raro. Pero en algunas comunidades judías Ashkenazi, donde es común el casamiento entre parientes cercanos, un 20 por ciento de la población posee una copia doble. Son los matrimonios entre primos los que mantienen la perduración de los genes salvadores de vidas dentro de la familia.

Riesgo

El único problema es que la resistencia que desarrollas contra una enfermedad, podría significar que te haces más vulnerable a contraer otra. Las personas con dos copias deficientes del gen CKR-5 pueden estar más expuestas a la enfermedad del virus del Nilo Occidental cuando son picadas por un mosquito infectado.

Los hijos nacidos entre primos hermanos tienen una probabilidad del dos al tres por ciento mayor de nacer con enfermedades que el resto de la población.

Para ponerlo en perspectiva, se trata de un riesgo similar al que corren los hijos nacidos de mujeres mayores de 41 años.

Endogamia real

Ahora, si algo falla en un matrimonio entre primos, el problema puede ser muy grave. Recordemos al rey de España Carlos II, del siglo XVII. A causa de un proceso de endogamia real prolongado por varias generaciones, el monarca sufría todo tipo de problemas mentales y físicos. Lamentablemente, uno de ellos era la infertilidad. Al fallecer sin dejar herederos, en 1700, eso significó el final de la dinastía de los Habsburgo de España.

Para prevenir estas clases de desastres causados por la endogamia, los médicos recomiendan actualmente realizar un análisis genético en las comunidades donde el matrimonio entre primos hermanos es frecuente.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>