art-fighting couple
Jason Stitt

Separación

Los matrimonios no siempre van sobre ruedas. A veces se descarrilan. Cada matrimonio tiene sus propios problemas, que pueden surgir de muchas causas.

El tipo de problemas que surgen en un mal matrimonio, suelen ser similares a los problemas que surgen en una mala relación. Para descubrir más acerca de relaciones problemáticas, lee nuestra sección de problemas de relación.

¿Sientes que ya diste todo lo que tenías que dar en tu relación? ¿No ves ninguna luz al final del proverbial túnel? ¿Has mencionado el divorcio con tu cónyuge o él/ella te ha amenazado con divorciarse? Antes de tomar cualquier acción precipitada, te recomendamos considerar una separación.

¿Qué es una separación?

La separación pude ser de dos tipos, separación de prueba o legal. La de prueba es cuando una pareja decide vivir separada sin hacerlo oficial en un juzgado. Una separación legal, por otro lado, se lleva a cabo por una orden judicial. Cuál es la forma que te conviene más, desde luego, depende de tu situación.

Ni la separación de prueba ni la legal anula la situación de tu matrimonio. Por ley, seguirías casado/a en ambos casos. Si quisieras buscar el divorcio después de cierto tiempo de separación, puedes seguir el trámite de divorcio. Sin embargo, si están separados legalmente pero tienes relaciones sexuales con tu pareja, esto podría influir en la resolución de tu futura solicitud de divorcio.

¿Por qué se separan las parejas?

Hay varias razones por las que las parejas consideren separarse. Algunas personas usan el tiempo de separación para dar un paso atrás y echar un vistazo a la relación desde la distancia, otras lo usan como un paso previo al divorcio, mientras que otras se separan para fortalecer su matrimonio.

Hay suficientes ejemplos de parejas que salvaron su matrimonio después de separarse y muchos casos donde las separaciones condijeron al divorcio. Hacia donde vaya tu relación depende de lo que tú y tu cónyuge quieran obtener del tiempo que estén separados.

¿Estás considerando la separación?

Es difícil decir cuándo es momento de considerar la separación. La mayoría de consejeros/as matrimoniales se quejan de que las parejas los buscan por ayuda cuando la relación ya es irreparable. Así que en cuanto empieces a ver lo que creas que son conflictos irreparables en tu relación, empieza a ponerles mucha atención.

Si no eres feliz en tu relación y tienes la certeza de que separarse por un tiempo les será de ayuda, es tiempo de decirle a tu pareja lo que piensas. Pregúntale a tu cónyuge cómo se siente con la idea. Aclara cuáles son tus intenciones para separarte, lo peor que puedes hacer es no decirle a tu pareja lo que realmente estás pensando. No lo/la dejes guardar falsas esperanzas.

Finalmente, consulta a un/a consejero/a matrimonial para ayudarte a decidir cuál separación te funciona mejor, si la de prueba o la legal. Aquí hay algunos tips para ayudarte a atravesar tu período de separación:

  • Fija metas de lo que quieres lograr en este período. ¿Quieres finalmente buscar el divorcio, quieres que tu matrimonio funcione o sólo quieres evaluar tu relación antes de tomar cualquier decisión?
  • Fija un período específico de separación. Digamos 6 ó 12 meses. Pero no lo extiendas por más de un año.
  • Ocúpate de las finanzas y logística. ¿Quién se va a vivir fuera? Quién pagará la renta y las facturas. Si tienen hijos, dónde van a vivir y quién se ocupará de sus necesidades diarias. Aclara estos puntos antes de separarte.
  • Respondan estas preguntas incómodas, ¿pueden salir con otras personas? Si alguno piensa que es una mala idea, descártenla.
  • No involucres mucho a tu familia y amigos en tu decisión. Está bien que lo sepan, pero ahórrate los detalles. Una vez seguro/a de lo que se obtuvo de la separación, puedes decirles todo lo que pensabas. Hasta entonces, acuerden cómo y quién dará las noticias a su gente más cercana.
  • Mantengan comunicación y evalúen constantemente sus metas. Vean lo que ambos han logrado emocionalmente. ¿Qué consiguieron de las metas que se fijaron?
  • Traten de resolver sus conflictos con un/a consejero/a matrimonial. Ya sea que se inclinen hacia el divorcio o que quieran volver a estar juntos y hacer que el matrimonio funcione, es importante deshacerse de lastres del pasado.

Con suerte, el tiempo que estuvieron separados les ayudará a decidir si quieren volver a estar juntos o buscan el divorcio. Si deciden volver a unirse y hacer que su matrimonio funcione, tal vez valga la pena considerar consejo matrimonial y limar las asperezas que quedan por resolver.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>