métodos anticonceptivos
www.shutterstock.com

Métodos anticonceptivos

¿Conoces a detalle los métodos de control de natalidad?

Los anticonceptivos se clasifican por: métodos de barrera; métodos hormonales, métodos intrauterinos; métodos permanentes; y métodos naturales.

Cada método tiene características propias, y un nivel de efectividad, es decir, algunos presentan mayor o menor riesgo de contraer una enfermedad de transmisión sexual, o quedar embarazada.

Consulta con tu médico cuál es el más adecuado para tu cuerpo y estilo de vida. Decide de manera libre, segura e informada.

Métodos de barrera
Condón externo

Es una funda delgada de látex o poliuretano en forma de tubo con una especie de tetilla en la punta donde se recoge el esperma. Es importante saber colocarlo adecuadamente, y usar un condón nuevo cada vez que tengas relaciones sexuales.

Efectividad: Casi ningún riesgo de embarazo. Menor a 1%

Condón interno

Es una bolsa delgada de goma o de plástico que se coloca en el interior de la vagina. Tiene un anillo de goma en el extremo cerrado. Se coloca en la parte superior de la vagina y un anillo más grande en el extremo abierto, el cual permanece por fuera, contra la vulva. Tienes que usar uno nuevo cada vez que tengas relaciones sexuales.

Efectividad: Alto riesgo de embarazo. Más del 20%

Métodos hormonales
Implante anticonceptivo

Es una pequeña barrita que libera hormonas. Se localiza en la parte interna y alta del brazo, y su periodo de duración puede ser de 3 a 5 años.

La liberación de hormonas hace que la mucosa alrededor del cuello uterino sea más espesa para que el esperma no pueda atravesarla. Dependiendo de la dosis se puede presentar una ovulación irregular.

Efectividad: Casi ningún riesgo de embarazo. Menor a 1%. No protege contra ITS

Inyectables

Es una inyección compuesta de estrógeno y progesterona la cual evita que se liberen óvulos. Se pone una vez al mes.

Efectividad: Casi ningún riesgo de embarazo. Menor a 1%. No protege contra ITS

Píldora

Se toma una vez al día por 3 semanas seguidas con una descanso. Contiene una combinación de estrógeno y progesterona, hormonas que evitan que se produzcan óvulos.

Efectividad: Mínimo riesgo de embarazo. Hasta un 10%. No protege contra ITS

Mini píldora

Similar a la píldora pero solo contiene una hormona, la progesterona. Su función es hacer que el cuello del útero se espese para que el esperma no pueda atravesarlo.

Efectividad: Mínimo riesgo de embarazo. Hasta un 10%. No protege contra ITS

Saheli

Es el nombre comercial del medicamento ormeloxifen o centchroman. No contiene hormonas, contrario a la píldora o la mini píldora. Su función es bloquear los estrógenos. De esta manera, cuando produces un óvulo, las paredes del útero no están preparadas para recibirlo.

Efectividad: Riesgo moderado de embarazo. 20%. No protege contra ITS 

Parches

Por lo regular su forma es cuadrada y se adhieren a la piel. Contienen una dosis de estrógenos y progesterona que a través de la piel pasan al flujo sanguíneo. El parche se cambia una vez a la semana durante tres semanas, la cuarta semana es de descanso.

Efectividad: Mínimo riesgo de embarazo. Hasta un 10%. No protege contra ITS

Anillo vaginal

Es un anillo de plástico flexible que se pone dentro de la vagina. Libera estrógenos y progesterona por lo que no se producen óvulos. Mide aproximadamente 5cm de diámetro, dura 3 semanas, y puedes colocarlo tú misma.

Efectividad: Mínimo riesgo de embarazo. Hasta un 10%. No protege contra ITS

SIU

Es un método alternativo al DIU, conocido como Sistema Intrauterino. Es de plástico, en forma de T, y también se coloca en el útero. La única diferencia entre el DIU y el SIU es que éste último no contiene cobre, a su vez libera hormonas. Es un método intrauterino hormonal.

Efectividad: Casi ningún riesgo de embarazo. Menor a 1%. No protege contra ITS

Métodos intrauterinos
DIU

El dispositivo intrauterino es un plástico flexible en forma de T. Está fabricado con cobre y es libre de hormonas. Se coloca en el útero y dura de 3 a 5 años.

Efectividad: Casi ningún riesgo de embarazo. Menor a 1%. No protege contra ITS

Espermicidas

Son sustancias químicas que matan a los espermatozoides en la vagina. Se presentan en distintos formatos: cremas, envoltorios, espumas, geles o supositorios que se insertan profundamente en la vagina.

Efectividad: Alto riesgo de embarazo. Más del 20%. No protege contra ITS

Esponja

Es una esponja que contiene espermicida y que se coloca en la vagina, sobre el cérvix  o cuello del útero. Evita que el esperma penetre en la matriz y al mismo tiempo mata a los espermatozoides. Tienes que usar una esponja nueva cada vez que tengas relaciones sexuales.

Efectividad: Riesgo moderado de embarazo. 20%. No protege contra ITS

Gorro cervical o diafragma

Es una goma o plástico que se pone en el cuello del útero o cérvix, justo en la parte superior de la vagina. El gorro impide que el esperma se introduzca en la matriz. Es necesario acudir al médico para que sepas cuál es el tamaño adecuado para ti. Se coloca antes de tener relaciones sexuales, y lo puedes llevar 48 horas después del acto. Se sugiere usarlo en combinación con un espermicida, que mata a los espermatozoides que se encuentren en la vagina. Este método es menos efectivo sí ya has dado a luz una vez.

Efectividad: Riesgo moderado de embarazo. 20%

Métodos permanentes
Vasectomía

Consiste en bloquear los conductos por lo que sale el esperma. La eyaculación continúa de manera normal, pero en el semen no habrá espermatozoides. Es un método sencillo que en la mayoría de los casos no requiere hospitalización.

Efectividad: Casi ningún riesgo de embarazo. Menor a 1%. No protege contra ITS

Ligadura de trompas

Se trata de cortar los ductos por los que el óvulo pasa de los ovarios a la matriz o útero. Es un procedimiento permanente ya que no se vuelven a producir óvulos.

Efectividad: Casi ningún riesgo de embarazo. Menor a 1%. No protege contra ITS

Métodos naturales
Coito interrumpido o marcha atrás

En este caso, el hombre saca el pene de la vagina antes de eyacular. El esperma no llega a la vagina por lo que no te quedas embarazada.

La marcha atrás depende de que el hombre calcule bien el momento de hacerla. Sobre todo para los adolescentes, puede ser fácil cometer un error y no retirarse a tiempo.

Efectividad: Alto riesgo de embarazo. Porcentaje de error: más del 20%. No protege contra ITS

Y tú ¿cómo te cuidas? Compártenos tus comentarios en nuestro Foro.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>