ETS
Hablemos de Sexo y Amor

Enfermedades de Transmisión Sexual

Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) (conocidas actualmente como Infecciones de Transmisión Sexual - ITS) se producen debido a una infección que se contagia cuando se tienen relaciones sexuales sin protección. Al decir sin protección nos referimos a relaciones sexuales sin condón.

Muchas de las ETS se curan fácilmente. No obstante, ¡debes asegurarte de que sean tratadas a tiempo!

¿Cuál es la diferencia entre una ETS y una ITS?

Una infección de transmisión sexual (ITS) se produce cuando te infecta una bacteria, virus o parásito por haber tenido relaciones sexuales sin protección. Si la infección va más allá y produce síntomas como flujos anormales que salen de la vagina o el pene, entonces has contraído una enfermedad de transmisión sexual (ETS).

En términos generales, la única diferencia entre una ITS y una ETS es que haya o no síntomas. En cualquiera de los dos casos, tienes una infección que le puedes contagiar a otra persona. Para simplificar, en Hablemos de Amor,  emplearemos sólo la expresión ETS.

Hay tres tipos diferentes de ETS: bacterianas, virales y parasitarias

Algunos tipos de infecciones como la vaginitis bacteriana o la candidiasis o cándida (causada por un hongo) te hacen más vulnerable a las ETS.

Pincha en una ETS en particular si quieres saber más de ella. Encontrarás información sobre cómo se  contagia; cómo prevenirla; cuáles son los síntomas y cómo hacerte un chequeo para saber si la tienes y recibir un tratamiento.

ETS bacterianas: son las producidas por una bacteria: clamidia, gonorrea y sífilis.

ETS virales: son las producidas por un virus. Verrugas genitales (causadas por el virus del papiloma humano o VPH), herpes genital (causado por el virus del herpes simple tipo 1,VHS-1, y tipo 2, VHS-2), verrugas de agua (mollusca contagiosa), hepatitis B y VIH (que causa el sida).

ETS parasitarias: son las causadas por un parásito. La tricomoniasis, los piojos púbicos o ladillas, y la sarna.

Otras infecciones que propician el contagio de las ETS son: la vaginitis bacteriana y la candidiasis (infección de hongos).

El problema de las ITS es que las puedes tener sin que lo sepas ya que no producen síntomas. Pero si los síntomas aparecen, debes acudir cuanto antes a tu médico para que te haga un chequeo.

Los síntomas más frecuentes de una ETS en las mujeres son:

  • Dolor al orinar.
  • Dolor durante el acto sexual.
  • Sangrar entre periodos o durante el acto sexual.
  • Flujo vaginal de color verde, amarillo o sangriento.
  • Fuerte olor vaginal.
  • Picor en los labios, la vulva o el vello púbico.
  • Flujo anal.
  • Bultos, llagas, verrugas o ampollas en los genitales o en la zona del ano.
  • Dolor abdominal.

Los síntomas más frecuentes de las ETS en los hombres son:

  • Dolor al orinar o durante el coito.
  • Flujo inusual del pene o del ano.
  • Bultos, llagas, verrugas o ampollas en los genitales o en la zona del ano.
  • Dolor en uno o en ambos testículos.

¡Si tienes síntomas o crees que puedes tener una ETS (porque has tenido relaciones sexuales sin protección), no lo dejes pasar!

Haz una cita con tu médico o acude a una clínica especializada en ETS.

La mayoría de las ETS se curan fácilmente, sobre todo si recibes tratamiento desde el principio. Si no las tratas,  algunas ETS pueden causar esterilidad (como la clamidia) o incluso la muerte  (como el VIH).

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>