apto para 18+

Aborto

Si estás embarazada y no quieres tener al bebé, puedes considerar interrumpir el embarazo.

Interrumpir un embarazo puede ser muy seguro si se practica correctamente, pero si no, existe un grave riesgo. Alrededor del 12% de las muertes maternas en México cada año son a causa de un aborto, en la mayoría de los casos por métodos no seguros. Si decides tener un aborto, cerciórate de que sea seguro.

La ley en pocas palabras

Antes de decidir tener un aborto, es importante que estés al tanto de lo que es legal y lo que no – cuando se trata de aborto, hay enormes variaciones legales de país a país.

Cuando interrumpir el embarazo es legal, no significa que puedas decidir practicarlo ya muy avanzado el embarazo. El límite varía, en algunos países puedes tener un aborto hasta la semana 28 de embarazo. En otros el límite puede ser de tan solo 12 semanas.

En algunos países la ley solo permite abortar bajo ciertas circunstancias, por ejemplo, si tienes problemas de salud o mentales, si fuiste violada, si no puedes mantener al bebé cuando nazca, o si el feto tiene algún problema, como alguna malformación.

En la Ciudad de México (DF) el aborto es completamente legal durante el primer trimestre (hasta 12 semanas).

En cualquier otro lugar de México, las leyes sobre aborto varían ligeramente, dependiendo de las leyes estatales o federales. En general, la interrupción del embarazo es legal solo si el embarazo es producto de una violación o si peligra la vida de la mujer.  Usualmente dos doctores deben confirmar que es necesario el aborto, excepto en casos de emergencia, y deben tener el permiso de la mujer antes de practicarlo. Sólo en caso de ser menor de edad se requiere el consentimiento de un adulto.

Algunos estados han restringido las leyes de aborto, solo permiten la interrupción del embarazo en caso de violación, y solo durante el primer trimestre. Y algunos también enmendaron la ley donde enuncian que un óvulo fertilizado es, legalmente hablando, una persona desde el momento de la concepción.  Esto significa que una mujer no puede abortar bajo ninguna circunstancia, incluso si el embarazo pone en riesgo su vida. 

Cualquiera que ayuda a una mujer a abortar ilegalmente se arriesga a una pena de cárcel, y también la mujer misma podría ir a prisión hasta por 5 años. Un médico, cirujano o comadrona que sea sorprendido practicando abortos ilegalmente se arriesga a perder el derecho a ejercer de 2 a 5 años, por eso es importante conocer el estado situación legal de tu región para evitar implicaciones contra el médico y la mujer.

Aquí puedes consultar qué dice la ley sobre la interrupción del embarazo según el lugar donde resides. Si el aborto es ilegal donde vives, podrías conseguir pastillas para un aborto médico a través de Women on Waves. Para más información consulta nuestra sección ‘Formas seguras de abortar en casa’.