Cómo hacerte escuchar

Levanta la voz

¡Cómo hacerte escuchar! Ya sea que estés en una relación casual o seria, siempre puede ser difícil sacar el tema de hacer el amor, sobre todo cuando se trata de cuándo y cómo.

Existen muchos mitos alrededor del sexo y la sexualidad – por ejemplo, que el hombre sólo quiere a la mujer por el sexo, o que el hombre siempre quiere sexo. Todos somos distintos. Hay quienes quieren sexo una vez por semana, otros dos veces al día. Y no hay bueno o malo. Se trata de encontrar lo que le funcione a ti y a tu pareja.

Negociando cuando tener sexo o no

Aún en una relación, no tienes que tener sexo con tu pareja donde y cuando él o ella quiera. Es tu cuerpo y tienes derecho de hacer con él lo que quieras. Si tu pareja te pide tener sexo y tú no tienes ganas, tienes derecho a decir no.

Si tienes muchas ganas de hacer el amor con tu pareja, intenta poner a tu pareja en el mismo estado que tú. Puedes enviarle mensajes sugerentes durante el día con ideas de lo que te gustaría intentar. Así ambos se pueden excitar. Continúa la seducción en casa...

‘Eres tan hermosa/guapo, no puedo esperar para hacerte el amor esta noche’.

Si es una ocasión especial o aniversario, puedes darle flores o hacerle una tarjeta. O hacerlo espontáneamente, ¡sin una razón en especial! Observa su respuesta y tal vez sugiérele un masaje para ponerse ambos en ambiente antes de empezar con todas esas cosas divertidas que le mandaste por mensaje...

Pero recuerda: NO, SIEMPRE SIGNIFICA NO

Hablando sobre las diferencias en deseo sexual

Uno de los mayores retos como pareja podría ser el lidiar con la distinta libido de cada uno. No todos quieren sexo en la mañana, y a algunos ya no les queda energía en la noche. Así que sería bueno descubrir las horas en que ambos estarían con ganas de sexo.

Haciendo compromisos

Ya que sabes qué, cuándo y cómo le gusta hacer el amor a tu pareja, el siguiente paso es hacer un compromiso. Antes que nada, nunca uses el sexo como un arma o recompensa, pues sólo crearía desconfianza y enojo. La mayoría de las parejas tiene sexo más seguido al principio de la relación- eso es normal. Sin embargo, si tu pareja tiene muchas ganas de sexo y tú no tanto, di algo positivo sobre él o ella y sugiere otro momento.

‘¡Eres tan bueno en la cama que me agotaste esta semana! Vamos a descansar hoy para que mañana sea mucho mejor’.

Límites

abierto desde el inicio. Si nunca has hecho el amor, ¡díselo! También es bueno poner algunos límites y explicárselas claramente a tu pareja.

Aquí hay una buena manera de hacerlo. Empieza positivamente, luego explica el límite, y termina con algo positivo de nuevo. Como esto, por ejemplo:

‘Me encanta estar contigo. Nunca he considerado una relación abierta o involucrar a alguien más. ¡Me gusta tenerte para mí!’

Ya en la cama, siempre tienes la opción de decir ‘no’ y de poner un alto a cualquier cosa para la que no estés preparado/a.

‘Hoy no se me antoja esto. Qué tal si esperamos hasta mañana. ¡Entonces será perfecto!’

No fuerces a tu pareja a hacer algo que no le guste o no esté segura de querer hacer. Vive cada etapa de tu relación con calma y siempre respeta a tu pareja.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>