Manejando el rechazo

Manejando el rechazo

Ya sea un trabajo o una cita, a todos nos rechazan en algún momento. Y es un hecho de la vida: duele cuando te dicen ‘no’. Puede ser embarazoso y abrumante. Todos reaccionamos distinto y no hay curas mágicas, pero aquí hay algunos tips básicos que podrían ser de ayuda.

Cómo superar el rechazo

¿Te botaron? ¿Duele? ¿Sientes confusión? Bienvenido al club. Aquí hay algunos tips para volver a ver la luz:

Tu dolor es normal

Enojo, tristeza, desilusión y dolor son emociones que comúnmente sentimos después de un rechazo. Incluso podrías tener efectos secundarios físicos, como jaqueca, dolor de estómago o nausea. (Si sufres de depresión o padecimientos similares, tus síntomas podrían ser peores incluso, así que no dudes en consultar a tu médico).

Tienes derecho a estar triste

Eres un ser humano y es normal sentirse vencido por las emociones tras un rechazo. No necesitas ‘ser fuerte’ o ‘o poner cara de valiente’.

Identifica y expresa tus emociones

Si es la primera vez que experimentas un rechazo o una ruptura amorosa, tal vez te tome tiempo descubrir qué sientes.

Tener un buen llanto en un lugar seguro, como tu habitación, puede ayudar a soltar emociones atoradas. Deja que salga todo. Todos lo hacemos. Ser una persona real significa que tienes emociones reales. No hay por qué avergonzarse.

Trata de escribir lo que sientes, no para alguien, solo para ti. Puede ayudarte a saber cómo te sientes de verdad. Y cuando tus pensamientos estén en papel, dejarán de revolotear por tu cabeza.

Cuenta a tus amigos como te sientes

Comparte tu experiencia con quienes te quieren. Y escucha sus historias. Si escuchas cómo han superado el rechazo otras personas, tal vez comiences a creer que tú también lo puedes superar.

Apégate a los hechos

Puede ser fácil distorsionar la situación o poner detalles que pueden o no ser verdad. Por ejemplo, en vez de decir:

‘La chica no me besó en la fiesta porque soy gordo y feo’.

Apégate a los hechos que son:

‘La chica no me besó en la fiesta’.

Sí, sigue siendo un rechazo y no cambia el hecho de que la chica no te quiso besar. Pero apegándote a lo que de verdad pasó, evitas lastimarte aún más.

Evita la violencia física o buscar venganza

Si alguien te rechaza, duele, pero tiene todo el derecho. Nunca jamás trates de lastimarlo. Tampoco te desquites con las personas que te rodean con agresividad o violencia. Esto solo alejará a la gente de ti, y te puede causar más rechazo y tristeza.

No caigas en malos hábitos

Beber, fumar, parrandear, drogas, sexo ocasional, comida grasosa... Son cosas con las que la gente intenta reconfortarse. Es mejor ocupar tu mente con algo que valga la pena, como deportes o creatividad.

Mantente activo. Aprende algo nuevo

Mientras más te ocupes, menos tiempo para estar triste. Practica un nuevo deporte. Entra al gimnasio. Aprende a tocar un instrumento. Ten un nuevo hobby. Aprende algo nuevo. Conocerás gente nueva y te sentirás mejor contigo.

Céntrate en tus cualidades

¡Reconstruye tu autoestima! Comienza preguntando a tus amigos qué les gusta de ti. Si eso se siente raro, escribe las cualidades que te hacen la persona perfecta para una cita. ¿Eres leal y cariñoso? ¿Buena para escuchar? ¿Un gran cocinero? ¿Una gran bromista? Trata de recordar cuando tu familia y amigos te han elogiado. Eso te recordará que en realidad eres increíble.

Date tiempo para sanar y perdonar

Como la mayoría de los clichés, es bastante cierto: ‘El tiempo todo lo cura’. ¡Pero los clichés suelen ser más fáciles de decir que de hacer!

Sabemos que duele y es difícil imaginar que te vas a sentir mejor. Pero un día lo lograrás. Lo prometemos. Entonces estarás listo o lista para conocer gente nueva e interesante, ¡puede que alguien se enamore de ti!

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>