Masturbación a ella
Hablemos de Sexo y Amor

Hacerle el amor a ella

Para masturbar a una muchacha le rozas el clítoris y la zona clitoriana: los labios y la entrada de la vagina. La masturbación de tu pareja puede conducir a una sensación de excitación y llevarla al orgasmo. Lee también el sexo oral a ella o o el coito con ella.

Masturbación ¿Cómo se hace?

Para cada mujer hay una manera y ésta puede variar de vez en cuando.

  • Rozas la zona alrededor del clítoris, al costado o incluso en la superficie del propio clítoris.
  • Puedes aumentar o disminuir el ritmo y la presión.
  • Puedes introducir uno o más dedos en la vagina.

Pregúntale a ella lo que le apetece, también le puedes pedir que te tome la mano y la guíe, o que te haga una demostración ¡lo que puede ser realmente excitante!

Lenguaje corporal

Presta atención a todo el lenguaje corporal. ¿Cómo reacciona ella a tus caricias? ¿Se humedece su vagina? ¿Hace gemidos o quejidos? ¿Se retuerce su cuerpo? ¡Entonces vas por buen camino! También escucha su respiración. Si se acelera, también es una señal de que se está excitando.

Además de tus dedos puedes usar tu boca. (Ver: sexo oral en la mujer). Sólo hazlo cuando te sientes preparado para ello, y no sólo porque la otra persona tome la iniciativa y tú no te atreves a decir que no.

Sexo oral a ella

Para practicar sexo oral con una mujer, estimulas el clítoris y la vagina con la lengua y los labios. A muchas mujeres les resulta excitante y puede llevarlas al orgasmo.

Si nunca lo has hecho, no eres el único. La mitad de todos los jóvenes de 17 años no tiene experiencia en sexo oral.

¿Cómo se hace?

Hay muchas maneras diferentes de practicar sexo oral. Para cada mujer también es diferente, y puede variar con el tiempo.

  • Puedes pasar la lengua por el clítoris o alrededor del clítoris.
  • Puedes pasar la lengua por los labios o introducirla en la vagina.
  • Puedes aumentar o disminuir el ritmo y la presión del movimiento con la lengua.

Pregúntale a ella lo que le gusta. Trata de conocerla para saber realmente lo que la complace. También puedes simplemente intentar algo y observar la reacción de su lenguaje corporal. ¿Se humedece su cuerpo y comienza a gemir? ¡Entonces debes estar yendo por buen camino!

Adopta una postura cómoda para poder respirar bien o descansa un poco también prueba estimularla con los dedos.

Si la idea de practicar sexo oral no te atrae, no estás obligado a hacerlo. ¿Sientes curiosidad? Pueden comenzar tomando juntos una ducha, para que el cuerpo se sienta limpio y fresco. ¡Y puedes comenzar a hacer el amor debajo de la ducha!

Sexo oral para avanzados

Usa las manos y la lengua simultáneamente. Por ejemplo, puedes introducir un dedo en su vagina y moverlo hacia adentro y hacia afuera, variando la presión, mientras estimulas su clítoris con la lengua. A muchas chicas les agrada que vayas alternando la estimulación, con la lengua y con los dedos.

Puedes practicar sexo oral en diferentes posiciones. La chica puede estar acostada de espaldas y tú puedes recostarte entre sus piernas – aunque no es la mejor posición para tu cuello. También puedes acostarte de espaldas para que ella se pueda sentar sobre tu cara. Otra postura es que ella se siente en una mesa o en el borde de una silla, para que tú puedas colocarte entre sus piernas. En síntesis ¡…usa tu imaginación!

El coito a ella

Practicar el coito es cuando el chico introduce su pene erecto en la vagina de la chica.

La mayoría de los jóvenes practican primero otras formas de hacer el amor. No creas entonces que debes hacer el coito desde el principio.

Cómo hacer el amor con una chica
No comiences el sexo directamente con el coito. Es mejor ir despacio, asegurándose que la excitación va creciendo en ambas partes. Pueden desvestirse mutuamente, de forma lenta, besarse y acariciarse y pronunciar palabras que halaguen al otro.

Acaríciale primero el vientre, los pechos y la parte interna de los muslos. Prueba acariciar su pubis, entre sus piernas, los labios, primero con mucha suavidad, como por azar, para aumentar la excitación.

Clítoris
Estimula el clítoris con los dedos o la lengua. Puedes hacerlo antes, durante o después del coito. La mayoría de las mujeres llega al orgasmo durante la estimulación del clítoris y no durante el coito. La razón es que el clítoris no está dentro de la vagina, sino  fuera de la misma.

El punto G
Algunas jóvenes tienen lo que se llama el punto G, un área del tamaño de una moneda, de tres a cinco centímetros en el interior de la vagina, en la pared frontal. En algunas jóvenes no produce ninguna sensación especial, mientras que para otras es una zona particularmente sensible.

No comiences el coito antes de que la vagina esté bien húmeda, de otro modo a ella le resultará doloroso.

Dolor durante el coito
Algunas jóvenes experimentan dolor durante el coito. ¿Cuál es la causa?

Cuando lo hacen por primera vez, puede doler cuando el himen se estira.

También puede provocar dolor cuando la vagina no está muy humedecida. Sólo comienza con el coito cuando la vagina está humedecida y procede con mucho cuidado y delicadeza. Si es necesario, usa lubricante.

Si el coito le resulta doloroso a menudo, podría deberse a que ella está tensa. O sea, que sus músculos pélvicos no están lo suficientemente relajados. Tómate el tiempo para que ella se relaje y llegue a la excitación. No te apresures a comenzar con el coito. Conversa con tu pareja para saber cómo se está sintiendo.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>