porno real o no real
www.shutterstock.com

Porno: real o no real

La pornografía pueden ser historias, fotos o videos diseñados para excitarte sexualmente.

La variedad de pornografía disponible en Internet es infinita, así que hay algo para cada gusto. Sin embargo, no todo mundo disfruta del porno – a algunas personas simplemente les da igual.

Ver porno es completamente normal, y mucha gente lo hace. Solo recuerda ¡no es la realidad!

El porno no es real

El sexo parece perfecto en el porno, así como la vida se ve perfecta en el cine. Pero no es real. Las estrellas porno son como estrellas de cine – un poco más perfectas que la gente normal. Los actores porno suelen tener músculos y miembros más grandes que la mayoría de los hombres, y las actrices son más delgadas y voluptuosas que la mayoría de mujeres –suelen tener cirugías de aumento de busto y cosméticas. La mayoría están depilados/as para no tener bello corporal, cubren con maquillaje sus imperfecciones, e incluso se blanquean el ano para verse de determinada manera.

En el porno se ven cosas que la mayoría de la gente no hace en la vida real. El sexo con varias personas, sexo entre extraños, sexo anal, fetichismo, sexo a ciegas – todo es posible. Sin embargo, no significa que todo mundo lo haga, y para la mayoría de la gente simplemente se ve divertido.

Como en el cine, el porno suele tratar de fantasías de hombres. La mujer suele complacerlo, y no al contrario. El clímax en el cine porno suele ser cuando el hombre se eyacula. En la vida real no es así: el buen sexo se trata de placer mutuo.

¿Intentarlo en casa?

El porno puede ser una gran inspiración en la cama. Puedes ver posiciones, acciones o fantasías que intentar. Incluso puede ayudar a descubrir qué les da placer a ti y a tu pareja, o le puedes mostrar a tu pareja un video porno para enseñarle lo que te gustaría hacer.

Viendo porno, podrías llegar a creer que eres anormal. ¡No lo eres! Está bien y no tiene nada de malo masturbarse con pornografía. ¡Puedes estar seguro/a de que no eres el/la único/a! 

Y si no te gusta el porno está perfectamente bien, también si te gustan ciertos tipos. Puedes elegir si deseas o no verlo.

Viendo porno juntos

Incluso si ya estás en una relación tal vez quieras seguir viendo porno. Si es algo que disfrutas, entonces es importante hablar del tema con tu pareja.

Pongan algunas reglas: ¿Tu pareja está de acuerdo en que lo veas, o le parece inaceptable?

Si no quieres que tu pareja vea porno, dile por qué. ¿Te hace sentir inseguro/a o celoso/a? ¿Piensas que tu pareja tiene un problema? ¿O te molesta la forma en que l porno trata a la mujer? Trata de ser lo más honesto/a posible, y escucha la reacción de tu pareja.

¿Qué significa el porno para tu pareja? Tal vez nunca se le ha ocurrido que te cause molestia. Tomen una decisión que satisfaga a ambos.

Hablando sobre porno

Si quieres ver porno con tu pareja, puedes iniciar la conversación simplemente preguntando a tu pareja cómo se siente al respecto: 'Estaba pensando que podríamos ver una película porno juntos, ¿qué piensas?'

No nada más le muestres la imágenes o películas porno sin antes preguntar. Y trata de no molestarte si no está interesado/a – a una personas les gusta el porno y a otras no.

Puedes intentar explicarle a tu pareja por qué te gusta verlo y qué disfrutas de hacerlo. Si a tu pareja le interesa, pueden divertirse buscando porno que les juste a ambos. Solo tengan cuidado cuando usen el Internet para buscar porno: podrían encontrarse imágenes que les molesten o disturben.

Si tu pareja no quiere ver porno, o si no han tenido esta charla aún, trata de no verlo a escondidas. Si alguna vez te descubre, se puede sentir triste, enojado/a, celoso/a o rechazado/a.

Está bien decir NO si no te gusta el porno. No te sientas presionado/a a verlo con tus amigos/as o pareja.

El porno y tú

Está bien disfrutar del porno, pero no olvides que es una fantasía. El sexo real no es como el porno, así como 'Los piratas del caribe' no es real. Si quieres intentar algo que viste, sé realista. ¿Es seguro? ¿Estás seguro/a de que tu pareja lo va a disfrutar?

Las cosas son distintas en el mundo del porno. ¿Tu pareja realmente gime así de fuerte – o se viene tan fácil? ¿En verdad te puedes doblar así? ¿Las mujeres en serio se mueren por hacer esas cosas? ¡Y en el porno nadie usa condón! Mientras recuerdes que el prono no representa la realidad, puedes divertirte viéndolo.

Al final, el buen sexo viene de la mano de una buena relación y buena comunicación de pareja. Esto es algo que suele perderse en el porno. Si quieres copiar algo que viste en una película porno, asegúrate de hablarlo con tu pareja, ríanse de ello, y diviértanse. ¡Las películas porno tiene un guión y se ensayan, pero tu vida no! La comunicación es importante.

Ten cuidado, pues el porno puede ser adictivo. Con el tiempo, podrías necesitar imágenes o videos más fuertes y extremos para tener el mismo nivel de placer. Si te preocupa que el ver porno esté afectando tu relación, tu trabajo, o tu salud, tal vez sea tiempo de parar.

Y recuerda que buscar porno nunca es totalmente privado, aún si navegas en modo 'privado' en tu navegador o borras tu historial de navegación.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>