apto para 18+

SEXO OCASIONAL: qué hacer y qué no

Sexo ocasional
A veces solo quieres divertirte – casual, sin complicaciones, sin compromiso, sin drama, sin ataduras. Si te gusta el sexo ocasional, ¿cómo puedes hacerlo seguro, sin complicaciones y placentero? Revisa nuestras sugerencias en nuestros qué hacer y qué no hacer

¿QUÉ HACER...?

  • Usar condón

    Es el primer mandamiento! Cuando tienes sexo ocasional, te involucras con gente cuyo estilo de vida, hábitos e historia sexual desconoces. Así que mejor ve a la segura con un condón antes del acto que con estrés y sufrimiento después. Las preocupaciones en tu cabeza matan la pasión. Con un condón te puedes relajar y disfrutar.
     
  • Recuerda lo que significa ‘ocasional’

    Aunque no es tan sencillo como ponerse un condón, es importante prepararte para evitar que surja cualquier emoción antes, durante o después del acto. En el sexo ocasional debes dejar de lado el sentimentalismo. ¿Por? Porque básicamente es lo que estás buscando, ¡que sea ocasional! Así que se honesto/a contigo. Si en el fondo lo que buscas es romance, o no estás listo/a emocionalmente para sexo libre, date un tiempo para pensarlo antes de lanzarte al ruedo. Y asegúrate de que tu pareja sepa que es sexo ocasional, y de que eso es lo que él o ella quiere también.
     
  • Siéntete bien con la lujuria

    No te juzgues si tu pareja es ardiente como el infierno, pero es todo lo que ves en él/ella. Mientras estés contento/a, tu pareja también lo estará, y nadie sale lastimado, está perfectamente bien soltarte el pelo de vez en cuando, rendirse a la lujuria, y ser un poco superficial.
     
  • Hazlo salvaje

    Bueno, es tu oportunidad de probar algo nuevo y pervertido sin ser juzgado/a u obsesionarte después por haberlo hecho. De juegos de rol a disfraces, de BDSM a posiciones, cuando se trata de variedad (siempre con seguridad), ¡existe un mundo de posibilidades! Así que mientras estés a gusto, y la comunicación con tu pareja ocasional fluya bien, ve hasta donde te atrevas.

¿QUÉ NO HACER...?

  • Dudar rehusarte, o sobrepasar los límites

    Solo porque esto no vaya a ningún lado, no te sometas a los caprichos de tu pareja si no te agrada. Es importante no imponerte demasiado con la otra persona, y también es importante ser asertivo/a y decir no a las cosas inaceptables para ti. Recuerda que está bien decir no al sexo en cualquier momento – incluso si ya habías dicho que sí pero cambiaste de opinión.
     
  • Presionar a tu pareja

    Nunca, jamás, presiones a alguien al sexo. Y es importante asegurarte de que tu idea de diversión en la cama no agobie a tu pareja. Pongan las cosas claras de antemano en vez de crear una situación incómoda para alguno de los dos.
     
  • Enredarte con buenos/as amigos/as

    Si lo mantienes de verdad ocasional, un revolcón puede ser divertido casi con cualquiera. Pero con los ‘amigos con derecho a roce’ es arriesgado. Es mejor evitar el sexo ocasional con quien conoces demasiado y desde hace tiempo. Gracias a su larga historia juntos, tal vez no tardaría mucho en desaparecer lo ‘ocasional’ en el sexo, y podrían encontrarse con esperanzas o expectativas dispares. Y eso podría acabar destrozando con la amistad.
     
  • Tener sexo ocasional estando en una relación

    Tener sexo ocasional con B, mientras estás en una relación con A (o sea, engañar) puede sonarte ardiente y divertido, pero la simple idea de hacerlo puede destruir emocionalmente a tu pareja (y tal vez también a ti). Así que, a menos que conozcas muy bien el nivel de tolerancia de tu pareja ante la idea, ¡mejor aplaca tu instinto!

¿Preguntas sobre sexo ocasional? ¡Nuestro foro es el lugar para hacerlas! Hablemos.

Traducción: Octavio Eguiluz