saber decir no
Hablemos de Sexo y Amor

Decir que no

No hagas nada que no quieras. Atrévete a decir “no” o “para”, así sabrán que no quieres. Es común en el sexo que sucedan cosas que no te agraden. Habla de ello.

A veces está bien decir que no, por ejemplo si alguien te gusta menos de lo que pensabas en un principio. O si no estás listo para tener relaciones sexuales con alguien. Pero negarse suena más fácil de lo que es en realidad. ¿Cómo hacerlo?

Cómo decir que no

  • Primero, decide si quieres hacer algo o no. Si no estás seguro, di que necesitas tiempo para pensarlo. Si quieres negarte, hazlo de entrada, y luego explicas el porqué. Así queda de inmediato claro y no tienes que andarte con rodeos.
  • Explica por qué no quieres hacer una determinada cosa. Pero recuerda, no necesitas pedir disculpas.
  •  Negociar está bien, por ejemplo “hoy no, pero quizás mañana sí”.
  •  No deberías preocuparte por desilusionar al otro o herir sus sentimientos al decir “no”. Es más dañino para la otra persona si dices que sí cuando en realidad quieres negarte.
  • Si ya has dado tu consentimiento, siempre puedes cambiar de opinión. Simplemente hazlo saber.

Consejos para decir que no

  • Mira al otro a los ojos.
  • Di claramente que no quieres hacer lo que el otro ha pedido.
  • Sé consciente de tu lenguaje corporal (por ejemplo no sonrías ni bajes la vista).
  • Si es necesario, da escuetamente las razones.
  • Presta atención a la reacción del otro.
  • Si es necesario, continúa negándote hasta que el otro capte el mensaje.

Atreverse a decir que no

A mucha gente le resulta difícil decir “no”, aún cuando en realidad así lo quisieran. Podrás quizás tener pensamientos irracionales, como “si me niego, le dejaré de gustar”. La respuesta es dar coherencia a estos pensamientos. “Si digo que no, no perderé a mi pareja. Si ella me respeta, igual le seguiré gustando.”

Besarse, pero nada de sexo

Es perfectamente normal que haya cosas que no quieras hacer. Podrás tener un novio o novia, pero sin llegar al acto sexual. O querrás quizás besar y acariciar, sin llegar al coito. Sé claro al respecto. Tu pareja tiene que respetar tus deseos. Nadie tiene el derecho a lograr algo de ti por la fuerza o el chantaje.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>