me quiero y te quiero
www.shutterstock.com

Me quiero y te quiero

Ponerse a sí mismo en primer lugar en una relación no significa ser egoísta.

¿Has escuchado la frase “antes de decir te quiero, aprende a decir me quiero"? O la popular, “si no te amas a ti mismo, no podrás querer bien a otra persona”. Pues sí, son ciertas.

Quizá el enamoramiento nos haga elevar unos centímetros un pie del suelo, y no está mal mientras tengamos el otro bien firme sobre la tierra.

No hay nada malo en ser romántico, cursi, detallista, cariñoso, confiar, sentir el amor con pasión, porque cada acción nos invita a descubrir algo de nosotros mismos y el otro.

Pero ¿te ha pasado que ni te das cuenta de cómo ni cuándo y de pronto todo gira alrededor de tu pareja?

No vale un "es que él/ella es muy demandante de atención" o "lo hice por ti"; no, uno mismo define sus propios límites.

La clave es cuidarse a sí mismo mientras se está en una relación de pareja.

Tener una autoestima sana ayudará a evitar relaciones dependientes o violentas. Esto implica autoconocerse y responsabilizarse de las propias decisiones.

Aunque es inevitable crear vínculos o apegos con los demás, somos capaces de manejar nuestras emociones y darle vuelta a los impulsos. 

Hagamos un ejercicio

  • En una hoja en blanco escribe tu nombre en el centro; después escribe los nombres de todas las personas a las que les dedicas tiempo, mientras más horas, más cerca deben de estar de tu nombre.
  • Luego anota el porcentaje de tiempo que les das, por ejemplo, Laura 20%, Mamá 50%, etc.
  • Ahora, reflexiona cuáles de esas personas te aportan o drenan energía, y señala con + o –

Este mapa de personas sirve para reflexionar sobre tu relación contigo y tu alrededor, de adquirir consciencia de cuanto tiempo te dedicas a ti, de quienes te ayudan a crecer y motivan, o quienes te quitan energía.

Entonces ¿Estás haciendo realmente lo que amas, lo que te apasiona? ¿Disfrutas tu tiempo a solas y eres capaz de experimentar sin la necesidad de otro? 

¿Estás en una relación por miedo a estar solo/a, o realmente quieres compartir tu manera de experimentar la vida y al mismo tiempo estar receptivo para con los demás?

Mi mensaje es, aprender a ser, estar y gozar contigo mismo para poder ser, estar y gozar con otros, con tus amigos, con tu familia, y con tu pareja.

Dedícate tiempo, haz lo que te gusta, conoce, experimenta. Nutre tu propio mundo y no lo descuides, porque inevitablemente nutrirá tu alrededor.

¿Qué opinas, estás de acuerdo con la autora? ¿Alguna vez le has dedicado más tiempo a tu pareja que a ti?

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>