apto para 18+

Rompiendo mitos: La Primera Vez

primera vez
¿Crees que estás preparado para el sexo? La posibilidad de practicar sexo por primera vez puede ser muy inquietante.

Y al mismo tiempo puede hacer que sientas mariposas en el estómago. En Hablemos de Sexo y Amor creemos que debes estar preparado antes de dar el salto. Por ello, vamos a romper algunos mitos sobre la primera vez en esta edición de Rompiendo Mitos Sexuales.

  1. La mujer siempre sangra

    Este es un mito muy común entre los primerizos. No obstante, lo cierto es que la primera vez, la chica puede o no sangrar. Al practicar sexo por primera vez, el himen de una mujer (una fina capa de tejido que cubre parcialmente la vagina) puede romperse. Esto puede provocar un leve sangrado. Pero el himen también puede romperse al montar a caballo o en bicicleta, con el yoga o con cualquier otra actividad de intensidad física (aunque lo más probable es que se desgarre sin llegar a romperse).
    Por lo tanto, el que una mujer no sangre durante su primer coito no quiere decir que no sea virgen. Además, cuando el himen se rompe la cantidad de sangre es muy pequeña. Si la cantidad es grande y no dejas de sangrar, consulta con tu médico/a.

  2. Será como en las películas

    No esperes que todo sea perfecto la primera vez. Es normal que a las parejas les lleve tiempo averiguar lo que les hace disfrutar a ambos. En general, el sexo mejora con el tiempo. Es decir, no es el fin del mundo, no te preocupes. Lo mejor está aún por venir. La clave está en la comunicación. Préstale atención al lenguaje corporal y si no sabes muy bien qué hacer, ¡pregúntale a tu pareja!

  3. A la mujer le duele

    Tener relaciones por primera vez no tiene por qué ser una experiencia dolorosa. Es posible que la mujer sufra un poco de incomodidad y de dolor, pero hay formas de evitarlo. En general, la mujer siente dolor cuando la vagina no está lo suficientemente húmeda y relajada. Si la mujer está excitada y relajada, debería ser capaz de recibir el pene sin problemas.Tómense tiempo para relajarse, hacerlo romántico e ir avanzando lentamente hasta que los dos estén muy excitados. De esta manera, ella no estará tan nerviosa y habrá menos posibilidades de que su vagina esté tensa (que es la causa principal del dolor). Si tiene dificultades para humedecerse, un poco de lubricante puede hacer milagros y ponerlo es muy excitante.

  4. No te puedes contagiar de una ITS

    Claro que puedes contagiarte de una ITS cuando practicas el sexo por primera vez. La única manera de asegurarte de que no te vas a contagiar es utilizar métodos anticonceptivos de barrera como los condones masculinos o los femeninos. Los preservativos también te protegen contra un embarazo no deseado. Lo que nos lleva al siguiente mito…

  5. No puedes quedarte embarazada

    ¡Claro que puedes quedarte embarazada la primera vez! Si el esperma masculino fertiliza un óvulo femenino, la mujer quedará embarazada. Por lo que si  estás ovulando cuando practican el coito, puedes resultar embarazada.
    Usa un condón como método anticonceptivo, ya que también evitará que contraigas una enfermedad de transmisión sexual. Sin embargo, debes tener en cuenta que los condones tienen un margen de error. Así que, lo mejor es que uses dos tipos de anticonceptivos a la vez, como por ejemplo la píldora y el condón.
    Ahora que sabes distinguir la realidad de la ficción en cuanto a la primera vez, haz todo lo que puedas para que tu experiencia sea memorable. La clave está en relajarse y disfrutar y al mismo  tiempo tomar las precauciones adecuadas.

¿Has oído algún rumor sobre el sexo y te preguntas si es cierto? Cuéntanoslo y te presentaremos los hechos o destrozaremos el mito. Para cualquier pregunta puedes escribirnos al Foro de Hablemos