feminismo reggaetón
www.shutterstock.com

Soy feminista y me gusta bailar reggaetón

El reggaetón no es el único género musical con letras machistas. Y mover el trasero no me hace menos mujer, ni menos feminista, ni una fácil

Fuente: Marie Stopes

A mí y a mis amigas nos encantan los antros y divertirnos juntas. Hace unas semanas fuimos a uno y ahí estábamos, baile y baile. Y sí, bailamos reggaetón.

Íbamos acompañadas de otras personas que saben que soy feminista, y no faltaron las preguntas 'Ay, ¿apoco bailas eso?', 'no me vayas a denunciar eh', 'nomás estoy bailando aquí al lado'.

Yo seguí bailando porque a eso iba y lo tomé como tal, comentarios. Pero uno de ellos me dejó pensando: 'por eso hay que apagar el mood feminista los fines de semana, para poder disfrutar a gusto'.

Y me pregunté, ¿por qué hay que 'apagar' el feminismo los fines de semana? ¿Ser feminista es sinónimo de ser abnegada?

Antes de continuar, creo que es conveniente poner en contexto qué es el feminismo. Básicamente, es una práctica de igualdad. Es la lucha por lograr un mundo igualitario entre mujeres y hombres en temas de derechos, oportunidades, vivencias, etc. Entendiendo que la desigualdad (entre otras cosas) reside en el género femenino.

¿Pero no que el reggaetón denigra a las mujeres? 

Bailar uno u otra ritmo no es para complacer a los hombres. Sí me gusta bailar es porque me divierto, bailo para mí, es una forma de expresión.

La gente se preocupa por saber quién le arrima el trasero a quién, o quién se besó con tal en la fiesta.  Opinan sobre qué hacemos con nuestros cuerpos. Quieren decidir qué es más o menos feminista.

Los argumentos de que el twerking es 'vulgar' y nos 'degrada' como mujeres, no son tan diferentes a los que la iglesia usa para referirse a las mujeres que usan mini falda como falta de respeto a Dios. 

Muchos de las opiniones anti reggaetón son clasistas y racistasse generaron en torno a las letras de las canciones. Éste no es el único género musical con letras machistas. Si tuviéramos que eliminar de Spotify toda la música con letras machistas, nos quedamos con Vivaldi.

¿Por qué las y los fanáticos del rock no fueron juzgados de la misma forma en que se juzga a las personas que nos gusta el reggaetón?

Cuando nos ponemos los lentes del feminismo, definitivamente nos cambia la perspectiva.

Pero bailar reggaetón, bachata, cumbias, rock, leer a García Marquez, ver el cine de Woody Allen no me hace menos feminista.

Esto es independiente de que demandemos un castigo para los agresores sexuales; o que no encontremos sentido en que un acosador sexual gane un Oscar, si representaba un peligro para sus compañeras.

Las mujeres debemos actuar porque podemos y queremos, porque es nuestro cuerpo y decidimos qué hacer y qué no con él. Nosotras tomamos las decisiones y de eso se trata el empoderamiento femenino.

Compártenos lo que piensas. Nuestro equipo de expertos te lee y responde en el foro.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>