vulvas con v de variedad
www.shutterstock.com

Vulvas con V de Variedad

¿Alguna vez te has sentido incómoda con la forma de tu vulva?

La mayoría de las personas hemos deseado cambiar alguna parte de nuestro cuerpo, al menos, una vez en la vida.

Hay partes de nuestro cuerpo cuya apariencia podemos modificar con maquillaje, ropa, aditamentos, posturas específicas o ejercicio. Sin embargo, también se puede optar por la cirugía estética, que cada vez es más común.

A nivel mundial se incrementó la cantidad de ciertas intervenciones plásticas, entre ellas, el rejuvenecimiento vaginal y la labioplastia. 

¿Qué es el rejuvenecimiento vaginal?

Se trata de una intervención, quirúrgica o con láser, mediante la cual se estrecha la vagina, lo que promete, sobre todo, una mayor satisfacción sexual.

En el proceso se eliminan algunas capas de revestimiento para endurecer músculos, lo que permite que el conducto sea más angosto, aunque puede traer consecuencias negativas.

Diversos especialistas recomiendan que solo las mujeres con defectos congénitos o que han tenido más de un parto se sometan a este tratamiento.

Hay otras operaciones que se efectúan en la vulva, porque los labios menores son muy grandes y/o asimétricos o porque los labios mayores tienen exceso de grasa.

Dichas operaciones pueden llegar a considerarse como una necesidad a nivel físico ante la presencia de dolor o incomodidad al estar en algunas posiciones, o durante la penetración vaginal.

Se sabe que gran parte de las mujeres que pasan por el quirófano, lo hacen por una necesidad a nivel psicológico, porque no les gusta como se ve (a ellas o a sus parejas).

También porque han sido objeto de burlas o les da pena -al grado de negarse a recibir sexo oral o permanecer vírgenes para no sentirse expuestas- según señala un estudio realizado con 500 participantes.

¿Cuál es la razón de querer cambiar nuestro cuerpo?

En la actualidad, el ser humano está en una búsqueda constante de belleza y juventud, dos cualidades que se han convertido en valores universales, debido a la proliferación de estereotipos impuestos por la publicidad, los medios masivos de comunicación y las redes sociales.

Según éstos, la mujer ideal debe poseer características físicas específicas, entre ellas, una vulva delgada, pequeña y lampiña. Hay vulvas que son así naturalmente, pero son la minoría.

Las mujeres y nuestras vulvas somos todo tipo de combinaciones, sin que una resulte mejor o peor que otra.  

Las cirugías estéticas en los órgano sexuales son un ejemplo de cómo los ideales y requerimientos sociales son cada vez más estrictos, sobre todo con las mujeres, que aún somos vistas como objetos de deseo y satisfacción masculina en muchos contextos.

Fortalece tu suelo pélvico ¡sin cirugía!

Si por decisión propia y reflexiva deseas fortalecer tu suelo pélvico o estrechar tu vagina, existe otra opción para lograrlo, se trata de los ejercicios de Kegel, ¿los conoces?

Aquí te comparto algunos videos que te ayudarán a ejercitar tu vagina. 

Los resultados mejorarán tu autoconcepto y te darán mayor confianza en ti misma -además de prevenir la incontinencia urinaria- sin gastar dinero ni poner en riesgo tu salud.

La insatisfacción por la apariencia genital es un fenómeno psicológico, sin embargo, si presentas dolor, incomodidad o malestar físico, lo adecuado es acudir con un ginecólogo para que te oriente en el tema.

Decide qué es lo que más te conviene para estar sana a nivel físico, mental y social. Solo recuerda: ¡hay vulvas de todos los colores, olores, sabores y texturas! 

Nuestro foro es un espacio libre y seguro para resolver todas tus inquietudes, nos encanta leerte.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>