Querido condón
www.shutterstock.com

¿Cuál es tu excusa para no usar condón?

Para cualquiera que nos compartas te tenemos una respuesta... ¿Te aprieta? ¿Crees la primera vez no pasa nada? ¿no se siente igual? ¿no puedes eyacular bien? Jum... tenemos algo que decirte

En países como Francia e Inglaterra se ha reportado que el uso del condón en la primera relación sexual de jóvenes es de hasta 77%, a diferencia de países como Brasil y México, donde las cifras descienden a 48 % y 43 % respectivamente. Para que nunca les falte un preservativo, les hacemos las siguientes recomendaciones

Los hombres creen que el uso del condón limita su placer. ¡FALSO! En las sociedades latinoamericanas es común que el machismo imperante haga creer a los varones que no sentirán lo mismo usando un preservativo, que perderán la fuerza de sus er


¡FALSO!

En las sociedades latinoamericanas es común que el machismo imperante haga creer a los varones que no sentirán lo mismo usando un preservativo, que perderán la fuerza de sus erecciones y que no lo necesitan. Estas ideas hacen mal en lugar de bien, pues no es verdad que se sean más "hombres" por tener encuentros eróticos "a pelo".

El uso del preservativo, en realidad, provoca que la relación sexual sea más completa y entregada, pues tanto ellas como ellos se quitarán el miedo de un posible embarazo no deseado, con lo que disfrutarán mucho más, podrán tener varios orgasmos (cambiando siempre el hulito entre cada uno de ellos) y harán gozar a su pareja.

Ni ellos ni ellas tienen motivaciones para emplearlos.


¡FALTA DE CONFIANZA!

"Existe la Teoría de la Acción Razonada, la cual sugiere que las intenciones de las personas para realizar una conducta están vinculadas a las motivaciones que tengan hacia ella. Este principio es útil para explicar que si una persona joven se percibe a sí misma como apta para usar un condón en una relación sexual, es más probable que lo utilice, y más aún si el entorno y la interacción con su pareja sexual favorecen la comunicación sobre su uso", dice un estudio colombiano realizado este año (ver la referencia final).

Por eso, en lugar de satanizar al preservativo, ¡hay que hablarle a los amigos, la familia, [email protected] [email protected] sobre todas sus virtudes!

Les da pena hablar al respecto con sus parejas.


¡HABLEN: ¡QUE NO SE LES HAGA TARDE!

Algunos estudios han identificado que el ambiente de compañerismo en la pareja juega un papel importante para los comportamientos de protección, a diferencia de los ambientes en donde no hay diálogo sobre los métodos anticonceptivos a emplear (por timidez, vergüenza, desconocimiento, temor).

Si desde antes de pasar a la cama se plantea el deseo de no tener hijos, de no adquirir infecciones de transmisión sexual, y se hace un plan para que esto pase, integrar un preservativo a la rutina erótica y amatoria será más fácil.

Se cree que son las mujeres quienes deben ser responsables de la anticoncepción.


¡ES ASUNTO DE DOS!

No es cierto que ellas deben ser las únicas encargadas en evitar el contagio de una infección de transmisión sexual o un embarazo no deseado. Aunque es verdad que en el mercado hay muchísimos más productos anticonceptivos para mujeres, lo cierto es que el empleo del condón puede ser decisión y responsabilidad de los dos (o tres o cuatro, cantaría Maluma).

Tengan la orientación sexual que tengan, los integrantes de la relación pueden adquirir condones, llevarlos en su mochila o bolsa y ofrecerlos cuando se decida pasar a la acción sensual.

Para saber más:

http://www.scielo.org.co/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0123-91552017000100212&lng=es&nrm=.pf&tlng=es

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>