Sexo en el cancer de mama
Pexels

Hablar de sexo durante y después del cáncer de mama

Cuando tú o tu pareja está con un diagnóstico o tratamiento por cáncer de mama, el sexo pasa a no ser prioridad. Hablemos de sus beneficios y efectos secundarios.
Tener más sexo puede prevenir el cáncer de mama

Mientras que estudios han comprobado que tener más sexo puede prolongar nuestra vida, ahora está saliendo a relucir también que el sexo puede llegar a reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Existen muchas razones para esto: el coito estimula el sistema inmune; durante el acto, el cuerpo suelta hormonas como la oxitocina y la DHEA, que contrarresta los efectos de la hormona del estrés (cortisol) y ayuda a calmar los nervios y a mejorar el sueño. Todo esto en consecuencia, colabora a funciones inmunes más altas.

Otra ventaja de tener sexo es que tu pareja puede ayudar a detectar miles de condiciones en la mujer. Si le encanta acariciar tus senos, puede llegar a detectar bultos o cualquier irregularidad en ellos, durante el momento íntimo.

Llegar a "segunda base" puede prevenir célular cancerígenas

Existen investigaciones que están demostrando que un pequeño “apretón” puede evitar que las células cancerígenas crezcan en el tejido del seno. Así es, segunda base (tocar los senos) tiene sus ventajas. Experimentos prueban que unos apretones de forma regular, pueden lograr que las células malignas en el seno regresen a su lugar creando un patrón de crecimiento normal.

El tratamiento afectará tu vida sexual

Después de pasar por un tratamiento contra el cáncer, el cuerpo está casi como nuevo. Hay una pérdida de libido y la quimioterapia puede causar que los ovarios se apaguen y la menopausia ataque a temprana edad. La medicación también tiene efectos secundarios como vagina seca, cambios bruscos de humor y bochornos.

Asimismo, la terapia de hormonas puede provocar varios cambios vaginales que podrían causar una relación sexual dolorosa. Los senos son una parte muy importante de la identidad sexual de la mujer y si con la cirugía se retiró parte de un seno, uno completo o incluso ambos, puede provocar que la mujer se sienta incómoda con su cuerpo.

Todas estas condiciones combinadas impactan la vida sexual de la mujer y la relación física con su pareja. Estudios revelan que muchas mujeres han tenido poco o nada de sexo desde el momento de diagnóstico hasta el tratamiento, incluso encuentran difícil volver al sexo posteriormente a su tratamiento. Es frecuente que la pareja puede preocuparse de cómo estar en contacto físico con una mujer después de un tratamiento de cáncer de mama.

Puedes tener sexo sin coito

Puede que encuentres más placentero sexualmente el explorar diferentes formas de disfrutar la intimidad sexual. Intenta el sexo sin coito. Explora tu cuerpo usando tacto genital sensual, puede ser con tu pareja o tú misma. Usa tus manos para mostrarle a tu pareja donde tocarte y qué te excita. Mueve tu enfoque a otras áreas del cuerpo que te ayuden a sentirte sexualmente satisfecha.

Quizá quieras intentar viendo algo de pornografía, leyendo ficciones eróticas juntos o viendo películas para aumentar la excitación. Pueden alternadamente optar por los juguetes sexuales como vibradores y estimuladores para el clítoris, que son de mucha ayuda encontrando más fácil el placer. Los vibradores pueden pasar muy por encima de los medicamentos que han limitado a tu cuerpo de la habilidad de sentirse excitado.

Conseguir ayuda puede salvar tu vida sexual

Una mujer puede sentirse sexy nuevamente, con la ayuda correcta de parte de su familia, su pareja, y si es necesario, profesionales médicos. No temas preguntarle a tu médico acerca de los medicamentos que estimulan el deseo o aumentan la lubricación. Ten cuidado con lubricantes basados en agua, dilatadores vaginales o humectantes que pueden aumentar la dispareunia (resequedad vaginal).

Tu doctor puede recetarte anti depresivos o medicamentos contra la ansiedad que no interfieran con el deseo sexual y algún terapeuta puede ayudarte con problemas de imagen. También, existe la terapia física de la salud de la mujer, que ayuda a aumentar el estiramiento muscular y a sanar puntos de dolor en la vagina.

Algunos profesionales médicos pueden instruirte en relación a posiciones sexuales que puedan hacer posible una relación sexual más cómoda o tan solo menos dolorosa. Es posible regresar a la normalidad después del tratamiento contra el cáncer. Tomará un tiempo y quizá hasta requiera de ayuda profesional. El truco está en ir lento y respetar tus procesos naturales.

¿Necesitas más apoyo en relación al cáncer de mama? Hablemos más sobre tus consultas en nuestro foro.

Comments
Agrega un nuevo comentario

Comment

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang>